4 livres pour « Andarto B.; Economie »Изменить

Сортировать по принципу...

‎Carta de Privilegio de Juro‎

Номер : C-0828

(1573)

‎Carta de privilegio de juro a favor de] Garci Fernández de Castro lxxxviijVdcclxvij: de Juro A xiiijV mrs el millar [firmada el 4 de agosto de 1573].‎

‎6 pliegos de vitela, haciendo 12 folios / 24 páginas (310x220mm.), encuadernados también en vitela, con el cordón (sin el sello de plomo) de hilos de seda dorado, cobrizo y blanco de Felipe II cosido a ella. Texto rayado de 34 líneas. Todos los versos con el membrete “Liquidación. Cancelado” estampado. En cubierta, de otra letra, “Juro de lanas 880.766 mvs” [sic., por 88.766].‎


‎Tras la muerte de Carlos V, el reinado de Felipe II entró en “suspensión de pagos” en 1557. Aparejada a esta suspensión, para disponer de ingresos, Felipe II desarrolló en el corto plazo una política que amplió la apropiación en los años 1556 y 1557 de los bienes de propiedad privada (fundamentalmente el oro y la plata) que llegaban de las Indias occidentales, a los años 1558 y 1559. Las Cortes de Castilla, que presentaron reclamaciones para que se regularizaran esas apropiaciones como deuda en las de Valladolid de 1558, tomaron cartas en el asunto en las de Toledo de 1559-1560, obligando a que se estudiase el conjunto de la deuda así acumulada con los nobles asentistas y mercaderes castellanos, forzando que Felipe II emitiese el 14 de noviembre de 1560 la cédula que reconocía la deuda y la consolidaba jurídicamente. En ella el monarca quedó comprometido a saldar la deuda contraída y, entretanto, a pagar una renta anual equivalente a poco más del 7% del principal (14.000 maravedíes el millar). En palabras de Carlos Morales: “En cierto sentido, el decreto de Toledo operó como medio general que corregía las decisiones que la ausencia del monarca y las circunstancias políticas y financieras habían impedido poner en práctica a conveniencia del erario castellano, y parecía liquidar definitivamente la herencia de Carlos V al mismo tiempo que modificaba varios aspectos de las estructuras financieras de la Monarquía hispana.” En el caso del Privilegio de juro que ofrecemos, la historia es un poco más extensa. Comienza con sendos juros consecuencia de la cédula de 1560 reconociendo deuda por importe de más de seis millones de maravedíes al mercader burgalés Alonso de Castro, causada por dos apropiaciones diferentes, en 1558, del oro y plata que recibía de las Indias, que se le hicieron “para la guerra contra Francia y contra el Turco y los moros, al no ser bastante con las rentas ordinarias, ni con lo que venía de Indias” (como figura en este juro). En 1563, un pariente suyo, Diego de Castro, alcalde mayor -perpetuo- de Burgos, que había sido procurador en las Cortes de 1558, le compró parte de la deuda (un millón y medio de maravedíes) para hacerse con ella y con la parte del juro correspondiente (ciento once mil maravedíes) para ligar este juro al mayorazgo de Santiuste que iba a fundar. Años atrás, en 1555, la reina Juana había solicitado una bula papal para poder enajenar el poblado de Santiuste del monasterio de las Huelgas de Burgos, a cuya hacienda pertenecía. Obtenida la bula, ese mismo año vendió el lugar por 503.661 maravedíes a Diego López de Castro. Pocos años después, López de Castro solicitó autorización a Felipe II para, previo pago de la merced, fundar sobre el poblado, convertido en señorío, un mayorazgo. La autorización le es concedida en diciembre de 1559 y López de Castro lo funda en abril de 1563 con su hijo Garci Fernández de Castro como primer titular, y con el juro adquirido a Alonso de Castro como una de sus rentas. Sin embargo, a finales de 1567 la Corona todavía no había devuelto los principales de los préstamos, ni satisfecho los importes anuales de los juros, por lo que, con otro movimiento de regularización de los pagos de las deudas contraídas, Felipe II firmó en marzo de 1568 otra cédula para ligar el pago de cuatro quintas partes de los principales de los juros existentes a rentas propias del reino. Todavía en 1573 no debían haber cobrado esas cuatro quintas partes, porque, como se recoge en este juro, Garci Fernández de Castro solicitó renunciar al cobro y convertir su importe, 88.766 maravedíes, en un nuevo juro ligado a su mayorazgo. Se le acepta la solicitud y se establece el juro pagadero, ahora sí, con rentas del reino que, en su caso se tomarían de los ingresos por los impuestos a la exportación de lanas y se librarían en Medina del Campo. Ese es el juro al que, con todos sus antecedentes, se comprometió la contaduría mayor de Felipe II en esta carta de privilegio que ofrecemos, fechada el 4 de agosto de 1573. Tanto en el Archivo de Indias como en la unidad Contaduría mayor de Hacienda del de Simancas, se conservan expedientes con algunos de los Privilegios de Juro concedidos para la restitución del valor de los bienes apropiados. Tales expedientes conservados en estos archivos son, en todo caso, el expediente en papel, testigo correspondiente a la Casa de la Contratación de Sevilla o a la Contaduría mayor de Felipe II, respectivamente, del reconocimiento de la deuda. Frente a tales expedientes en papel y frente a otras cartas de privilegio de juro, esta presenta varias peculiaridades que, a nuestro juicio, la hacen sumamente interesante: la ligazón y compraventa de juros sucesivos que contiene, que muestran la evolución de la gestión de la deuda entre 1558 y 1573; una dimensión fuera de lo común -12 hojas de vitela exceden las 4 o 6 habituales-; y el propio hecho de que, siendo deuda con un particular, se haya conservado y no se “rasgara”, algo solo posible porque en algún momento viajó con sus propietarios a América, no cancelándose hasta el siglo XIX. Por si interesara para alguna investigación, en el Archivo General de Simancas, en la unidad Contaduría Mayor de Hacienda, descritos como de la segunda mitad del siglo XVI, se conservan los expedientes en papel de otros cuatro juros a favor de Diego López de Castro diferentes de este, por importes de 500.000, 164.225, 150.000 y 8.211 maravedíes, así como una cédula de pago de 41.169 maravedís y el expediente de un juro de 22.375 maravedíes a favor de su hijo, Garci Fernández de Castro. (Disponemos de la transcripción completa del documento).‎

Andarto B.

Телефон : +34 600 450 767

EUR 2 300,00

‎George, Henry (1839-1897)‎

Номер : C-0540

(1897)

‎The Science of Political Economy, by Henry George, Author of “Progress and poverty”.‎

‎New York and London: Continental Publishing Co., 1897.- // Ed. preliminar reservada.- Folio, (261x195mm); XIV, [15]-214 p.- // Encuadernación en tela con tejuelo; canto superior guillotinado y dorado, resto de cantos sin guillotinar; principalmente intonso; muy buen papel verjurado. Tejuelo perdido parcialmente, cofia y pie rozados. Pequeña fractura de punta inferior en interior de contraplano trasero.- // Proc.: De la biblioteca del periodista Samuel Selwyn Chamberlain (1851-1916), con dedicatoria autógrafa del hijo del autor‎


‎[Pour les commandes à livrer hors d'Espagne, s'il vous plait, voyez les conditions de vente et de livraison, type A].- // Muy buen ejemplar de la reducidísima impresión privada y preliminar de la última obra del economista, periodista y filósofo Henry George (1839-1897). George, a cuyas ideas se ha denominado ‘georgismo’, fue un liberal muy peculiar. Empecinado defensor del libre comercio, simultáneamente lo fue del “impuesto único”, (...) sostuvo que los bienes naturales (la tierra, el petróleo) deberían estar o nacionalizados (nadie debía arrogarse beneficios por lo que no había producido), o fuertemente gravados sobre la parte de su valor que no correspondiese a mejoras. George consideraba que el origen de la pobreza estaba en que, en un mercado libre, la mayor parte de la riqueza creada por los avances tecnológicos se acumulaba en manos de los propietarios, como renta emanada de un valor atribuido a los recursos naturales en sí, al margen del valor correspondiente al trabajo realizado con ellos. El punto de partida era que la economía política es una ciencia necesaria, (...): “Son muchos los hombres que no son deshonestos si se confiesan ignorantes en materias como la astronomía, la química, la geología, o la filología, pero pocos serían honestos si dijeran ser ignorantes en economía política. Aunque lo admitan e incluso lo proclamen, realmente no lo sienten. Muchos dicen que no saben nada de economía política -de hecho muchos no conocen el significado de ese término. Sin embargo, esos mismos hombres sostienen, con la mayor de las convicciones, opiniones sobre asuntos como las causas que afectan a los salarios, los precios y los beneficios, los efectos de los aranceles, la influencia de la maquinaria que ahorra trabajo, la función y la naturaleza del dinero, las razones de las “épocas de bonanza” y de las “malas épocas”, etcétera. Los hombres que viven en sociedad siempre tienen algún tipo de teorías político-económicas -buenas o malas, correctas o incorrectas. El modo de asegurarse de si esas teorías son correctas, y si no lo son, de sustituirlas por otras teorías verdaderas, es mediante una investigación sistemática y cuidadosa como la que me propongo en este trabajo.” Y se lo proponía porque, como figura en el prefacio de esta tirada en un texto ausente de la primera edición oficial, (...), “so I have thought it the most useful thing I could do to drop as far as I could the work of propaganda and the practical carrying forward of the movement to do this.” Y, de hecho, su escritura su prolongó al menos desde 1891 hasta 1897.(...) New York Journal, la revista en la que publicaba habitualmente, fue publicando como homenaje "The Science of Political Economy" en el punto en el que George la había dejado. Con el fin de proteger la autoría de Henry George, su familia, encargó a Continental Publishing hacer una impresión de tirada muy corta, privada y no venal, reservando los derechos a la viuda, Annie C. George. El ejemplar que ofrecemos de esta reducidísima impresión privada, preliminar y no venal (solo localizamos tres ejemplares en bibliotecas de Estados Unidos -uno incompleto- y ninguno en Europa) posee una aclaratoria dedicatoria autógrafa del hijo de Henry George al regalárselo al periodista y editor de prensa Samuel Selwyn Chamberlain: “This volume, one of a very small edition, printed solely for copyrighting purposes (...).- // Refs.: No localizamos ninguna mención a esta edición, salvo la existencia de dos ejemplares en la Library of Congress, uno de ellos con solo las primeras 56 páginas.‎

Andarto B.

Телефон : +34 600 450 767

EUR 2 230,00

‎Labrada, José Lucas (1762-1842)‎

Номер : C-0049

(1804)

‎Descripción económica del reyno de Galicia. Por la Junta de Gobierno del R.L Consulado de La Coruña. Su redactór: Don José Lucas Labráda, Secretário (Por S. M.) del mismo cuerpo.‎

‎En Ferról: En la Imprènta de Don Lorénzo José Riesgo Montèro, Impresór de S. M. en éste su Real Departamento de Marina, 1804.- // 1ª ed.- Folio, (303x210 mm.).- 341, [2] p.; sign.: [A]2, B-Z2, Aa-Zzz2, Aaaa-Rrrr2; 1 grabado calcográfico, alegoría mitológica del Consulado del Mar: "Cosme Acuña lo inventó", "Fernando Selma lo grabó.- // Encuadernación de época en plena piel, lomo decorado, sin tejuelo. Magnífico ejejmplar , muy limpio, con grandes márgenes, al que únicamente se puedne poner los reparos de que las hojas de guarda están despegadas de los planos por haberse ejecutado originalmente demasiado cortas, y una leve mancha que aparece en la parte superior del margen interior de las primeras páginas.- // Proc.: Sin datos.- // Refs.: Palau, 129208.-‎


‎[Pour les commandes à livrer hors d'Espagne, s'il vous plait, voyez les conditions de vente et de livraison, type B].‎

Andarto B.

Телефон : +34 600 450 767

EUR 1 390,00

‎Thornton, Henry (1760-1815) ‎

Номер : C-0391

(1802)

‎An enquiry into the nature and effects of the paper credit of Great Britain. By Henry Thornton, Esq. M. P.‎

‎London: Printed for J. Hatchard, bookseller to the Queen (Opposite York House) Piccadilly; and Messrs. F. and C. Rivington, St. Paul´s Church yard, 1802.- // 1ª ed.- 4º, (210x130mm.); XII, [13]-320 p.- sign.: A4, B-D8, E2, F-X8.- // Encuadernación de época en media piel con puntas; lomo decorado con filetes dorados y tejuelo; conserva portadilla. Espléndida copia, limpia, sin oxidaciones ni humedades. Cofia perdida; charnela inferior un poco suelta por el interior con la primera hoja de guarda medio suelta; puntas ligeramente rozadas.- // Proc.: Sin datos.- // Refs.: Recogido en Goldsmiths’-Kress Library of Economic Literature, 6/1735/18526 y 6/1737/18529.24.‎


‎[Pour les commandes à livrer hors d'Espagne, s'il vous plait, voyez les conditions de vente et de livraison, type A].- // Contable, banquero, filántropo, abolicionista y, desde 1782, diputado, Henry Thornton es reconocido como uno de los padres del análisis monetario debido precisamente a esta investigación sobre la naturaleza y efectos del ‘crédito en papel’ en Gran Bretaña, siendo, para Schumpeter, el autor más importante de la época clásica en la materia. Profundamente religioso, fue uno de los promotores de las actuaciones filantrópicas y expansivas de la iglesia evangélica, siendo uno de los fundadores (y tesorero) de la British and Foreign Bible Society que tanto habría de apoyar las iniciativas abolicionistas que el propio Thornton, junto a William Wilberforce (1759-1833), persiguió con ahinco con todo tipo de inciativas desde, al menos 1787. De su carácter da buena idea el que, cuando heredó la fortuna de su padre, Thornton destinó anualmente a obras filantrópicas nada menos que seis séptimas partes de sus ingresos totales. Desde poco antes de la WW2, tras pasar más de cien años oscurecido por la fama de David Ricardo y John Stuart Mill, comenzó a reconocerse la importancia de las ideas de Thornton –en gran medida por el reconocimiento tributado por Hayek– por sus sólidas argumentaciones contra las políticas de deflación, sus explicaciones sobre los mecanismos que regulan el funcionamiento del dinero, el comercio exterior y la determinación de los tipos de cambio, y como el padre de la denominada ‘teoría de la paridad del poder de compra’. Puede que Jean Baptiste Say fuera el único que, anteriormente, reconociese sin ambages a Thornton, por el valor de sus argumentaciones al tratar las consecuencias de que un banco haga al gobierno anticipaciones contínuas y a largo plazo: la bancarrota.‎

Andarto B.

Телефон : +34 600 450 767

EUR 3 070,00
Get it on Google Play Get it on AppStore
Поиск - Andarto B.; Economie

Предмет был добавлен в Вашу корзину.

Vous venez d'ajouter :

-

В Вашей корзине 0 предметов.
Итого : € 0,00
(hors frais de livraison)
En savoir plus sur la livraison
A quoi sert un compte utilisateur ?

Зачем нужен счет пользователя?