34 books for « Andarto B.; 16th »Edit

1 2 Next Exact page number ? OK

‎Biblia. NT. Latín-Francés. [ Benoist, René (1521-1608) ]‎

Reference : C-0784

(1569)

‎Le Novveav Testament de Nostre Seignevr Iesvs Christ, Latin & Francois, selon la version commune, chacune version correspondante l'vne a l'autre, verset à verset. Auec annotations & expositions des lieux les plus difficiles: & principaleme[n]t de ceux qui ont este deprauez & corro[m]pus par les heretiques de nostre te[m]ps. Par M. Rene Benoist, Angeuin Docteur regent en la faculté de Theologie à Paris. [Le Nouueau Testament..] [Le Nouveau Testament..]‎

‎A Paris: Chez Gabriel Buon, 1569.- // 8º menor, (120x78 mm.).- [9], 2-386, [1], 388-655, [17] h.; sign.: *8, A-Z8, Aa-Bb8, Cc2, Dd-Zz8, Aaa-Qqq8 [mal signaturizado, se salta Qqq2]; marca tipográfica en portada, lema ‘Mecum porto omnia mea’; cuatro pequeños grabados xilográficos alusivos a cada evangelista en el verso del folio precedente a cada uno de los evangelios; a partir de p. 387 (Dd), con portada propia, ‘Les Epistres de S. Paul. Les Epistres catholiques de S. Iacques, S. Pierre, S. Iean & S. Iude. L’Apocalypse ou reuelation de S. Iean. Le tout en François & Latin, selon la version commune. Auec annotations & expositions des lieux les plus difficiles: & principalement de ceux qui ont este deprauez & corrompus par les heretiques de nostre temps. Par M. Rene Benoist, Angeuin Docteur regent en la faculté de Theologie à Paris.- A Paris: Chez Gabriel Buon, 1569’; adornos tipográficos al inicio y final de cada parte; texto a dos columnas con apostillas marginales.- // Encuadernación rigurosamente de época en plena piel, realizada entre 1569 y 1582, dispuesta originalmente sin guardas con un lomo interior de refuerzo en pergamino; planos gofrados en seco con triple orla con flores en los ángulos y supralibris en el centro; lomo con tres nervios vistos y dos ocultos. El lomo está restaurado sin disimulos de una fractura vertical debida al exceso de presión del lomo; cortes tintados. Cofia perdida; punto de taladro en el plano delantero; puntas abiertas. Portada y último verso oscurecidos por contacto con los contraplanos al haberse encuadernado en origen sin guardas. Pequeño recorte de papel en portada. Grandes rastros de humedad antigua en los primeros 40 folios y del 105 al 181; rasgadura 1 cm. sin pérdida en margen inferior de *iiij; punta superior de fol. 55, perdida por quemadura. Garabatos en verso de último folio y contraplano trasero. Algunas páginas algo sucias. Algunas manchas dispersas. Bien completo de los dos índices.- // Proc.: Extenso exlibris manuscrito en contraplano delantero, fechado en 1582, que no conseguimos descifrar.- // Refs.: Chambers, French Bibles, p. 403; Pettegree, French, I, 5546; Van Eys, NT, 134‎


‎[Pour les commandes à livrer hors d'Espagne, s'il vous plait, voyez les conditions de vente et de livraison, type B].- // Tercer ejemplar conocido de este Nuevo Testamento prohibido con el pie de imprenta de Gabriel Buon.- // En 1525, la Sorbona promulgó una prohibición de impresión de biblias en francés que tuvo plena efectividad hasta la promulgación real del Edicto de Moulins en 1566, que incluyó la concesión de permisos de impresión entre las materias de 'dominio real'. Pese a ello, a partir de la década de 1550, numerosas imprentas de toda Francia comenzaron a producir, con pies de imprenta falsos, contraediciones de las biblias protestantes en francés producidas en Ginebra porque las imprentas ginebrinas estaban copando el mercado. Para contrarrestar la ‘mala influencia’ de esas versiones protestantes, Renè Benoist, doctor regente en la misma facultad de Teología de Paris, pero miembro de un grupo de católicos preocupado por las imprevistas consecuencias de la prohibición, realizó una traducción de la Biblia al francés dirigida a la audiencia católica. La traducción fue publicada en 1566 por Sebastien Nivelle, Gabriel Buon, Nicolas Chesneau y Michelle Guillard, cada uno con su pie de imprenta, al amparo de un privilegio real concedido el año anterior a los tres primeros. Pero Benoist se encontró con que en abril de 1567 la Sorbona prohibió su traducción porque consideró que no era sino una amalgama de las diferentes biblias ginebrinas. Como Benoist reclamara que se le señalasen los lugares a corregir y la Sorbona se negase, los impresores, acompañando la traducción de Benoist con el texto latino de la vulgata, volvieron a imprimir tanto la Biblia completa en volúmenes, en 1568, como el Nuevo testamento por separado, en 1568 y 1569, introduciendo modificaciones del vocabulario para reemplazar los términos más “ginebrinos”. En todo caso, la Sorbonne no se quedó parada: en 1572 expulsó de su claustro a Benoist y en 1575 obtuvo del Papa la prohibición expresa de la traducción de Benoist bajo pena de anatema y excomunión.En lo que hace al Nuevo testamento, lo peculiar de las ediciones con la versión francesa de Benoist realizadas por estos impresores fue la inclusión de una explicación de aquellos términos y formas de hablar del Nuevo Testamento que podrían resultar incomprensibles porque ya no eran de uso común. Y, así, en un capítulo previo se explican los diferentes significados, según el contexto, de la palabra ‘alma’, o el significado de Aleluya, Bautista, Blasfemia, Carta, Colonia, Cristo, Escándalo, Exorcista, Generación, Hosana, Ídolo, Iglesia, Prepucio, Pretorio, Profeta, Sacrificador, Testamento, Víbora o Virtud, entre muchos otros. Cabe añadir que si las ediciones en 4º de la Biblia de Benoist (en dos, o en tres volúmenes según llevasen el Nuevo Testamento como uno de ellos) son raras, lo son todavía mucho más las ediciones independientes del Nuevo Testamento en 8º, como esta, ya que por haberse impreso para clases más populares, el uso más intenso que tuvieron junto al menor cuidado recibido se ha traducido en que apenas han llegado ejemplares a nuestros días. Así, Van Eys en 1900 solo localizó dos ejemplares de este estado con pie de imprenta de Gabriel Buon, uno en la biblioteca de la Société Biblique de Paris (actualmente Bibliothèque de la société de l’histoire du protestantisme français) y otro, incompleto, en la Biblioteca cantonal de Zurich, que sin embargo, hoy en día, no figura en su catálogo. De modo que los ejemplares conservados conocidos se limitarían al primero, al existente en la Université de Liège y a este que ofrecemos.‎

Andarto B.

Phone number : +34 600 450 767

EUR2,000.00

‎Carranza, Bartolomé de (1503-1576) ; Concilio de Trento (1545-1563)‎

Reference : C-0586-01

(1551)

‎Summa Conciliorum et Pontificum a Petro vsq[ue] ad Iulium Tertiu[m] : succinctè complectens omnia quae alibi sparsim tradita sunt per F. Bartholomaeum Carranzam ... nunc denuo per ipsummet recognita, & aucta. Nouissime restituta sunt quae ante hanc aeditionem mutila et lacera circunferebantur.‎

‎Salmanticae: excudebat Andreas de Portonarijs, 1551.- // 1ª ed.- 8º mayor, (209x142mm.)[62], 695, [2] p.; sign.: *6, aa-cc8, A-Z8, AA-VV8, XX6); dos marcas tipográficas diferentes de portonaris, en portada, lema ‘In virtute oculi et manus’ y, en verso de XX6; iniciales grabadas y apostillas marginales. [Suite:] Decreta et acta Sacro Sancti oecumenici et generalis Concilii Tridentini, sub Papa Paulo tertio, Anno domini millessimo quingentessimo quadragessimo quinto, &. xlvj. &. xlvij. Et sub Papa Iulio tertio, anno millessimo quingentessimo quinquagessimo primo, &. LII.- Metinae: apud Stephanum Palatiolum, [1554] [Colofón: Vallisoleti: apud Franciscum Cordubensem, M.D.LIIII.].- // 8º mayor, (209x142mm.).- [3], [1] en bl., 9-131 h.; sign.: A4, B-Q8, R3; fecha consta en colofón; marca tipográfica lema ‘In Domino Confido’.- // 2 obras encuadernadas juntas.- // Encuadernación en plena piel, restaurada a finales del s. XVIII o principios del XIX, conservando planos originales de época bellamente decorados en un gofrado seco arquitectónico de orlas decoradas y ornamentos; cortes tintados en rojo; en corte lateral, leyenda ‘S. Concilio’. En esa restauración, el lomo de la encuadernación, demasiado estrecho, fue adherido férreamente al lomo del cuerpo, generando demasiada tensión en el cuerpo del libro y provocando que las charnelas se hayan rasgado, que el plano delantero esté descolgándose y que las tres primeras y las tres últimas hojas del volumen hayan sufrido rasgaduras en el margen interior. Rastro de humedad antiguo en los dos primeros cuadernillos de la primera obra que, sin embargo, a partir de ahí está fresca a excepción de algunos esporádicos subrayados de época, de otro rastro de humedad antigua, este en la punta superior a partir de p. 649, y de una desdichada mancha de tinta en la punta inferior entre las p. 429-569 que ha devorado el papel produciendo pérdidas en ese margen. [Tras muchas dudas, hemos decidido mantener la encuadernación como está y disponer un precio menor para que su futuro propietario pueda restaurarla como estime más oportuno].- // Proc.: En verso de guarda delantera, ‘Diolo el doctor Molina’; dos exlibris ms. en portada de primera obra, ‘Del Col. de Santº de la Comp.ª de Ihs de Baeza’, y ‘Del colegio de la compañia deJesus de baeca’. Muy posiblemente, vista la descripción que hicieron, se trata del mismo ejemplar que Steward, Wheatley & Adlard subastaron en Londres el 25 de octubre de 1827.- // Refs: Summa...: Palau, 44988; Ruiz Fidalgo, Salamanca, 356.- Decreta...: Marsá, Valladolid, 307; Palau, 69496; Pérez Pastor, Medina, 105.‎


‎Única edición completa de la Summa Conciliorum de Carranza, junto a la única edición de la Colección de Medina.- // Durante el tercer periodo del Concilio de Trento, solo podía disponerse del conjunto de los cánones y decretos conciliares aceptados por la Iglesia católica hasta ese momento si se reunían las dos obras que están encuadernadas en este volumen. La primera, la edición salmantina de 1551 de la Summa Conciliorum, del teólogo dominico Bartolomé de Carranza, única completa de todas las ediciones impresas en Europa en el siglo XVI. La segunda, la colección de Medina (Medina del Campo, 1554), compilación de todos los decretos emanados de los dos primeros periodos del Concilio de Trento, única edición de la única obra que se publicó con ese contenido en toda Europa antes de que diez años más tarde, en 1563, el Concilio concluyera, por fin, sus sesiones...‎

Andarto B.

Phone number : +34 600 450 767

EUR2,000.00

‎Carta de Privilegio de Juro‎

Reference : C-0828

(1573)

‎Carta de privilegio de juro a favor de] Garci Fernández de Castro lxxxviijVdcclxvij: de Juro A xiiijV mrs el millar [firmada el 4 de agosto de 1573].‎

‎6 pliegos de vitela, haciendo 12 folios / 24 páginas (310x220mm.), encuadernados también en vitela, con el cordón (sin el sello de plomo) de hilos de seda dorado, cobrizo y blanco de Felipe II cosido a ella. Texto rayado de 34 líneas. Todos los versos con el membrete “Liquidación. Cancelado” estampado. En cubierta, de otra letra, “Juro de lanas 880.766 mvs” [sic., por 88.766].‎


‎Tras la muerte de Carlos V, el reinado de Felipe II entró en “suspensión de pagos” en 1557. Aparejada a esta suspensión, para disponer de ingresos, Felipe II desarrolló en el corto plazo una política que amplió la apropiación en los años 1556 y 1557 de los bienes de propiedad privada (fundamentalmente el oro y la plata) que llegaban de las Indias occidentales, a los años 1558 y 1559. Las Cortes de Castilla, que presentaron reclamaciones para que se regularizaran esas apropiaciones como deuda en las de Valladolid de 1558, tomaron cartas en el asunto en las de Toledo de 1559-1560, obligando a que se estudiase el conjunto de la deuda así acumulada con los nobles asentistas y mercaderes castellanos, forzando que Felipe II emitiese el 14 de noviembre de 1560 la cédula que reconocía la deuda y la consolidaba jurídicamente. En ella el monarca quedó comprometido a saldar la deuda contraída y, entretanto, a pagar una renta anual equivalente a poco más del 7% del principal (14.000 maravedíes el millar). En palabras de Carlos Morales: “En cierto sentido, el decreto de Toledo operó como medio general que corregía las decisiones que la ausencia del monarca y las circunstancias políticas y financieras habían impedido poner en práctica a conveniencia del erario castellano, y parecía liquidar definitivamente la herencia de Carlos V al mismo tiempo que modificaba varios aspectos de las estructuras financieras de la Monarquía hispana.” En el caso del Privilegio de juro que ofrecemos, la historia es un poco más extensa. Comienza con sendos juros consecuencia de la cédula de 1560 reconociendo deuda por importe de más de seis millones de maravedíes al mercader burgalés Alonso de Castro, causada por dos apropiaciones diferentes, en 1558, del oro y plata que recibía de las Indias, que se le hicieron “para la guerra contra Francia y contra el Turco y los moros, al no ser bastante con las rentas ordinarias, ni con lo que venía de Indias” (como figura en este juro). En 1563, un pariente suyo, Diego de Castro, alcalde mayor -perpetuo- de Burgos, que había sido procurador en las Cortes de 1558, le compró parte de la deuda (un millón y medio de maravedíes) para hacerse con ella y con la parte del juro correspondiente (ciento once mil maravedíes) para ligar este juro al mayorazgo de Santiuste que iba a fundar. Años atrás, en 1555, la reina Juana había solicitado una bula papal para poder enajenar el poblado de Santiuste del monasterio de las Huelgas de Burgos, a cuya hacienda pertenecía. Obtenida la bula, ese mismo año vendió el lugar por 503.661 maravedíes a Diego López de Castro. Pocos años después, López de Castro solicitó autorización a Felipe II para, previo pago de la merced, fundar sobre el poblado, convertido en señorío, un mayorazgo. La autorización le es concedida en diciembre de 1559 y López de Castro lo funda en abril de 1563 con su hijo Garci Fernández de Castro como primer titular, y con el juro adquirido a Alonso de Castro como una de sus rentas. Sin embargo, a finales de 1567 la Corona todavía no había devuelto los principales de los préstamos, ni satisfecho los importes anuales de los juros, por lo que, con otro movimiento de regularización de los pagos de las deudas contraídas, Felipe II firmó en marzo de 1568 otra cédula para ligar el pago de cuatro quintas partes de los principales de los juros existentes a rentas propias del reino. Todavía en 1573 no debían haber cobrado esas cuatro quintas partes, porque, como se recoge en este juro, Garci Fernández de Castro solicitó renunciar al cobro y convertir su importe, 88.766 maravedíes, en un nuevo juro ligado a su mayorazgo. Se le acepta la solicitud y se establece el juro pagadero, ahora sí, con rentas del reino que, en su caso se tomarían de los ingresos por los impuestos a la exportación de lanas y se librarían en Medina del Campo. Ese es el juro al que, con todos sus antecedentes, se comprometió la contaduría mayor de Felipe II en esta carta de privilegio que ofrecemos, fechada el 4 de agosto de 1573. Tanto en el Archivo de Indias como en la unidad Contaduría mayor de Hacienda del de Simancas, se conservan expedientes con algunos de los Privilegios de Juro concedidos para la restitución del valor de los bienes apropiados. Tales expedientes conservados en estos archivos son, en todo caso, el expediente en papel, testigo correspondiente a la Casa de la Contratación de Sevilla o a la Contaduría mayor de Felipe II, respectivamente, del reconocimiento de la deuda. Frente a tales expedientes en papel y frente a otras cartas de privilegio de juro, esta presenta varias peculiaridades que, a nuestro juicio, la hacen sumamente interesante: la ligazón y compraventa de juros sucesivos que contiene, que muestran la evolución de la gestión de la deuda entre 1558 y 1573; una dimensión fuera de lo común -12 hojas de vitela exceden las 4 o 6 habituales-; y el propio hecho de que, siendo deuda con un particular, se haya conservado y no se “rasgara”, algo solo posible porque en algún momento viajó con sus propietarios a América, no cancelándose hasta el siglo XIX. Por si interesara para alguna investigación, en el Archivo General de Simancas, en la unidad Contaduría Mayor de Hacienda, descritos como de la segunda mitad del siglo XVI, se conservan los expedientes en papel de otros cuatro juros a favor de Diego López de Castro diferentes de este, por importes de 500.000, 164.225, 150.000 y 8.211 maravedíes, así como una cédula de pago de 41.169 maravedís y el expediente de un juro de 22.375 maravedíes a favor de su hijo, Garci Fernández de Castro. (Disponemos de la transcripción completa del documento).‎

Andarto B.

Phone number : +34 600 450 767

EUR2,300.00

‎Catarino, Ambrogio [Lancelotto Politi] (1483-1553)‎

Reference : C-0588-01

(1547)

‎F. Ambrosii Catharini Politi episcopi Minoriensis. Interpretatio noni cap. synodalis decreti de iustificatione‎

‎Venetiis: apud Gabrielem Iolitum de Ferrariis, MDXLVII [1547].- // 1ª ed.- 4º menor, [54] h.; sign.: A-M4, N6; dos marcas tipográficas diferentes de Giolito, una en portada y otra en el verso del último folio N6; colofón.- // [Suivi de:] Apologia fratris Dominici Soto Segobiensis, Theologi Ordinis Praedicatorvm Qua Reuerendo patri Ambrosio Catharino de certitudine gratiae respondet.– Venetiis: [Niccolò Bascarini], 1547 [Colofón: Venetiis: apud Nicolaum de Bascharinis, MDXLVII].- // 1ª ed.- 8º, 32 h.; sign.: A-D8; portada con grabado xilográfico del emblema de Domingo de Soto; iniciales xilografiadas.- // 2 obras encuadernadas juntas, (157x104 mm.).- // Encuadernación s. XIX en cartón acharolado en verde. En portada de segunda obra, anotación manuscrita, ‘Extat quoduem in Comment. Eplan. ad Rom fº.’. Lomo restituido con faltas de 1 cm. en la cofia y de 3 cm. en el pie; puntas rozadas; manchas de tinta en puntas inferiores de folios Hii-Hiv. Pese a ello, buen ejemplar.- // Proc.: Primera obra con exlibris ms. en portada, ‘Collegii Societ Jesu Bruxellis 1665’.- // Refs.: Para Catarino: Bongi, Giolito I, p. 148; para Soto: Palau, 320091.‎


‎Los dominicos se pelean entre sí. La disputa sobre el estado de gracia.- // Reunión en un volumen de dos impresos de la disputa entre los dominicos Ambrosio Catarino y Domingo de Soto sobre el decreto De Justificatione, aprobado en la sexta sesión del Concilio de Trento, el 17 de enero de 1547. Las diferencias teológicas que existían en torno a la posibilidad de que un creyente pudiera tener certidumbre de hallarse en estado de gracia, uno de los puntos de fricción entre los teólogos luteranos y los católicos, no se zanjaron con el decreto De Justificatione. Básicamente porque al respecto también existían discrepancias entre los propios católicos, como se hizo evidente cuando, tras su aprobación, tanto Ambrosio Catarino como Domingo de Soto publicaron de inmediato dos obras comentando el decreto en las que sostuvieron interpretaciones opuestas sobre qué era lo que se había acordado. Soto publicó en Venecia su obra De Natura et Gratia, comentario de los decretos octavo y noveno del Concilio, donde dudaba de que la aserción final contenida en el noveno, el De Justificatione, significara que el cristiano puede conocer con certeza de fe que está en gracia de Dios, porque, para él, tal cosa no era posible con ese grado de certidumbre. Pero, al mismo tiempo, Ambrosio Catarino publicó la primera de las obras que aparecen en este volumen, Interpretatio noni cap. synodalis decreti de iustificatione, donde para el mismo punto tratado por Soto, sostenía lo contrario: que lo dicho por el Concilio era que el cristiano podía albergar temores sobre su estado de gracia, pero no que estuviera obligado a tenerlos, por lo que, en consecuencia, si un cristiano no había incurrido en flaquezas, su propia fe era la garantía necesaria y suficiente para saberse en estado de gracia. En todo caso, cuando Catarino, después de haber publicado su propio texto, leyó la obra de Soto, creyó que el español le estaba criticando en sus posiciones, por lo que dio a imprenta otra obra, Defensio catholicorum qui pro possibili certitudine praesentis gratiae disserverunt, arremetiendo de malas maneras contra él. Fue entonces cuando, para responder a los dos textos de Catarino, Soto publicó su Apologia, la segunda de las obras contenidas en este volumen, que ofrecemos en su primera edición. Un texto en el que insólitamente descendió al tuteo mordaz para ir desmontando uno a uno los argumentos de Catarino devolviéndolos demoledoramente como una insostenible y continuada contradicción(1). La Apologia de Soto, que falleció años después en Italia durante el tercer periodo de sesiones del Concilio, sería reimpresa en múltiples ocasiones a lo largo del siglo, casi siempre en edición conjunta con su tratado De Natura et Gratia.- // (1) Sobre la polémica entre Soto y Catarino pueden verse Jesús Olazaran, “La Controversia Soto-Catarino-Vega sobre la certeza de la gracia”, en Estudios eclesiásticos 16 (1942) 61: 145-183; Jesús Olazaran, “Escritos de la controversia Soto-Catarino-Vega”, en Estudios eclesiásticos (1964) 148: 98-132, y Vicente Beltrán de Heredia: Domingo de Soto, o.p., estudio biográfico documentado.- Salamanca: Biblioteca de teólogos españoles, 1960, p. 175-205.‎

Andarto B.

Phone number : +34 600 450 767

EUR700.00

‎Concilio de Trento (1545-1563)‎

Reference : C-0586-02

(1554)

‎Decreta et acta Sacro Sancti oecumenici et generalis Concilii Tridentini, sub Papa Paulo tertio, Anno domini millessimo quingentessimo quadragessimo quinto, &. xlvj. &. xlvij. Et sub Papa Iulio tertio, anno millessimo quingentessimo quinquagessimo primo, &. LII.- Metinae: apud Stephanum Palatiolum, [1554] [Colofón: Vallisoleti: apud Franciscum Cordubensem, M.D.LIIII.].‎

‎Metinae: apud Stephanum Palatiolum, [1554] [Colofón: Vallisoleti: apud Franciscum Cordubensem, M.D.LIIII.].- // 1ª ed.- 8º mayor, (209x142mm.).- [3], [1] en bl., 9-131 h.; sign.: A4, B-Q8, R3; fecha consta en colofón; marca tipográfica lema ‘In Domino Confido’.[Relié avec:] Summa Conciliorum et Pontificum a Petro vsq[ue] ad Iulium Tertiu[m] : succinctè complectens omnia quae alibi sparsim tradita sunt per F. Bartholomaeum Carranzam ... nunc denuo per ipsummet recognita, & aucta. Nouissime restituta sunt quae ante hanc aeditionem mutila et lacera circunferebantur.- Salmanticae : excudebat Andreas de Portonariis, 1551.- // 1ª ed.- 8º mayor, (209x142mm.).- [62], 695, [2] p.; sign.: *6, aa-cc8, A-Z8, AA-VV8, XX6); dos marcas tipográficas diferentes de portonaris, en portada, lema ‘In virtute oculi et manus’ y, en verso de XX6; iniciales grabadas y apostillas marginales.- // 2 obras encuadernadas juntas. - // Encuadernación en plena piel, restaurada a finales del s. XVIII o principios del XIX, conservando planos originales de época bellamente decorados en un gofrado seco arquitectónico de orlas decoradas y ornamentos; cortes tintados en rojo; en corte lateral, leyenda ‘S. Concilio’. En esa restauración, el lomo de la encuadernación, demasiado estrecho, fue adherido férreamente al lomo del cuerpo, generando demasiada tensión en el cuerpo del libro y provocando que las charnelas se hayan rasgado, que el plano delantero esté descolgándose y que las tres primeras y las tres últimas hojas del volumen hayan sufrido rasgaduras en el margen interior. Rastro de humedad antiguo en los dos primeros cuadernillos de la primera obra que, sin embargo, a partir de ahí está fresca a excepción de algunos esporádicos subrayados de época, de otro rastro de humedad antigua, este en la punta superior a partir de p. 649, y de una desdichada mancha de tinta en la punta inferior entre las p. 429-569 que ha devorado el papel produciendo pérdidas en ese margen. [Tras muchas dudas, hemos decidido mantener la encuadernación como está y disponer un precio menor para que su futuro propietario pueda restaurarla como estime más oportuno].- // Proc.: En verso de guarda delantera, ‘Diolo el doctor Molina’; dos exlibris ms. en portada de primera obra, ‘Del Col. de Santº de la Comp.ª de Ihs de Baeza’, y ‘Del colegio de la compañia deJesus de baeca’. Muy posiblemente, vista la descripción que hicieron, se trata del mismo ejemplar que Steward, Wheatley & Adlard subastaron en Londres el 25 de octubre de 1827.- // Refs: Decreta...: Marsá, Valladolid, 307; Palau, 69496; Pérez Pastor, Medina, 105.- Summa...: Palau, 44988; Ruiz Fidalgo, Salamanca, 356.‎


‎Única edición completa de la Colección de Medina, junto a la única edición de la Summa Conciliorum de Carranza.- // Durante el tercer periodo del Concilio de Trento, solo podía disponerse del conjunto de los cánones y decretos conciliares aceptados por la Iglesia católica hasta ese momento si se reunían las dos obras que están encuadernadas en este volumen. La primera, la edición salmantina de 1551 de la Summa Conciliorum, del teólogo dominico Bartolomé de Carranza, única completa de todas las ediciones impresas en Europa en el siglo XVI. La segunda, la colección de Medina (Medina del Campo, 1554), compilación de todos los decretos emanados de los dos primeros periodos del Concilio de Trento, única edición de la única obra que se publicó con ese contenido en toda Europa antes de que diez años más tarde, en 1563, el Concilio concluyera, por fin, sus sesiones‎

Andarto B.

Phone number : +34 600 450 767

EUR2,000.00

‎Concilio de Trento (1545-1563) ; [Orazio Luzi (1541-1569)]‎

Reference : C-0261

(1571)

‎Canones & Decreta Sacrosancti oecumenici, & generalis Concilij Tridentini. Svb Pavlo III, Ivlio III, et Pio IIII, Pont. Max. Cum Citationibus ex vtroq;... collectis. Ab Horatio Lvtio Calliensi..‎

‎Salmanticae: Apud Ioannem Baptistam à Terranoua, 1571.- // Primera impresión española de la edición de Orazio Luzi de los Cánones de Trento. Solo se conoce otro ejemplar.- 8º, (146x95 mm.).- [8], 1-84, [1], 86-272 h.; sign.: [cruz latina]8, A-Z8, Aa-Mm8; grabadito xilográfico en portada; iniciales xilografiadas; apostillas marginales; colofón.- // Encuadernación en piel del s. XVIII. Cofia y pie perdidos; restauración de consolidación en parte del lomo, puntas y charnelas; dorado del lomo y tejuelo perdidos; portada y primeras hojas remarginadas en diferentes momentos; rastros de humedad antiguos; tres anotaciones marginales manuscritas de época; rotura de la punta de p. 242, con pérdida de papel sin afectar al texto.- // Proc.: Exlibris grabado de la segunda mitad del s. XVIII, esculpido por Louis-Joseph Fruijtiers [1713-1783], encolado en contraplano delantero, con la leyenda ‘de la Biblioth: du Captne Michiels’ cuyo lema tomado de Ovidio era ‘Medio tutissimus ibis’; exlibris manuscrito con letra del s. XIX en verso de segunda hoja de respeto, ‘J F Vandevelde ¿en Anveres? 96’; exlibris de tampón en la base de la portada ‘Captn: Michiels’.- // Refs.: Ruiz Fidalgo, Salamanca, 784‎


‎[Pour les commandes à livrer hors d'Espagne, s'il vous plait, voyez les conditions de vente et de livraison, type A].- // Es casi seguro que a día de hoy no esté todavía cerrado el censo definitivo de las ediciones que en toda Europa se hicieron de los cánones y decretos emanados del Concilio de Trento tras su culminación. Las innumerables españolas tenían su precisa explicación en la licencia general otorgada por Felipe II el 12 de julio de 1564, donde decía que “habiéndonos su santidad enviado los Decretos del dicho santo concilio impresos en forma auténtica, Nos, como católico rey, y obediente y verdadero hijo de la iglesia, queriendo satisfacer y corresponder a la obligación en que somos (...) aceptamos y recibimos el dicho sacrosanto concilio, y queremos que en estos nuestros Reynos sea guardado, cumplido y executado (...) Y así encargamos y mandamos a los Arzobispos, Obispos y a otros Perlados, y a los generales, Provinciales, Priores, Guardianes de las órdenes, y a todos los demás a quien esto toca e incumbe, que hagan luego publicar y publiquen en sus iglesias, distritos y diócesis, y en las otras partes y lugares do conviniere, el dicho Santo concilio...” La orden fue seguida de inmediato y antes de acabar el año el resultado del Concilio había sido publicado ya por al menos once imprentas diferentes de Alcalá de Henares (2), Barcelona, Granada, Valencia, Valladolid (2), Zaragoza y, claro, Salamanca (2), en algunos casos con varias emisiones antes de acabar el año. Uno de los dos talleres que lo hizo en Salamanca fue el de los Terranova, quienes incluso incorporaron a su edición la carta a los lectores con la que el impresor Paulo Manuncio abrió la primera edición oficial romana. Sin embargo, siete años más tarde, después de cuatro ediciones, los Terranova publicaron en 1571 una versión diferente a las suyas anteriores y a las de las demás imprentas, que seguían reproduciendo sin variaciones la versión oficial romana. La edición elegida en esta ocasión por los Terranova fue la que, preparada por Orazio Luzi (1541-1569), había impreso Ziletti en Venecia en 1566. Es posible que la edición fuese un encargo, pero si no lo fue, con la elección, los Terranova habrían demostrado tener una visión acertada, puesto que la de Luzi se convertiría en una de las presentaciones del Concilio más difundidas por numerosas imprentas de toda Europa. En favor del encargo , en cambio, pesa que la edición de la versión de Luzi contaba con una autorización española, como queda recogido en el impreso de los Terranova. Ese es el primer motivo de curiosidad: que siendo un impreso de Salamanca presenta una licencia dada por Alvaro de Madrigal, virrey de Cerdeña, otorgada en noviembre de 1566 al tipógrafo Vincenzo Sembenino, a quien Nicolás Cañelles, canónigo de Cáller (i.e. Cagliari, Cerdeña) y luego obispo de Bosa, había hecho llegar desde Brescia para instalar la primera imprenta de Cerdeña, y cuyo segundo o tercer impreso, de 1567, fue una versión abreviada de la edición de los cánones y decretos de Trento que había preparado Luzi. Llevando su licencia, e incluso la descripción de la ciudad de Trento incluida por Ziletti, la edición de Terranova ofrece dos clases de añadidos frente a la edición sarda de cuyo privilegio hace uso: varias bulas y motus proprios de Pío V y un triple índice de asuntos, titulos y capítulos. Todo parece indicar que Terranova empleó la licencia dada a Cañelles, pero que tomó el contenido de la edición de 1569 de las impresas por Ziletti, última de la mano de Luzi, que murió ese año. Un segundo detalle que hace más curiosa esta edición es su rareza, ya que no localizamos más ejemplares en Europa y América que el existente en la Biblioteca del monasterio de Montserrat. Existe, además, otra impresión con fecha de 1573, que no sabemos si es un resto de edición con nueva portada o una nueva impresión, porque no hemos podido consultar el único ejemplar conservado, aunque parece más lo segundo porque tiene una errata de paginación a partir de la p. 80 El ejemplar que ofrecemos perteneció al capitán del almirantazgo J. G. Michiels, de donde pasó (parece que en 1796) a manos del bibliotecario, profesor y rector de la Universidad de Lovaina, Jean François Van de Velde (1743-1823), siendo vendido en Gante, en 1833, dentro del lote 2523 de los 14.435 que integraron la subasta de su biblioteca.‎

Andarto B.

Phone number : +34 600 450 767

EUR950.00

‎Concilio di Trento (1545-1563) ‎

Reference : C-0262

(1546)

‎Acta Concilji Tridentini. Quorum Catalogus in proxima inest pagina‎

‎Parisiis: Ex officina Reginaldi Calderij & Claudij eius filij, 1546.- // 1ª ed.- 8º, (158x98mm); [128] p.; sign.: A-H8; marca tipográfica xilografiada en portada, divisa 'Tempus. Virtus sola aciem retundit istam'; iniciales xilografiadas.- // Encuadernación s. XVIII en marroquín rojo; lomo cuajado en dorados, tejuelo grabado; planos con orla de triple filete dorado con estrellas de cinco puntas en los ángulos; cantos con filete dorado; cortes dorados. Portada con punta perdida y recompuesta, con algunas letras reforzadas con tinta a mano, y en parte remarginada. Conserva registro. Leve fractura de 1 cm. en parte superior del lomo, suturada. Leve cerco de humedad en el margen superior, sin afectar, de los primeros nueve folios.- // Proc.: Sin datos.- // Refs.: Calenzio, Esame, p. 123-125 y Documenti, p. 439; Kuttner, 20; Le Plat, Canones, p. xxix‎


‎Pour les commandes à livrer hors d'Espagne, s'il vous plait, voyez les conditions de vente et de livraison, type A].- // Primera publicación ‘católica’ sobre el desarrollo del Concilio de Trento.- Los asuntos a tratar en el dilatado Concilio de Trento (1545-1563) tuvieron como correlato, desde el primer momento, un combate de propaganda ideológica que se desarrolló a través de medios impresos que las autoridades de la Iglesia católica no habían previsto. Todo comenzó con la Admonitio inicial, debida al obispo británico Reginald Pole y leída por el secretario del Concilio Angelo Masarelli en la sesión del 7 de enero de 1546 -la segunda del Concilio-, en la que en una tremenda autocrítica se excitaba a modificar las costumbres mundanas para transformarlas en otras que ofrecieran un ejemplo virtuoso, que fue rápidamente difundida desde los márgenes del Concilio por cuanto se constituía en una acusación pública de la relajación moral a la que se había llegado. La Admonitio, difundida de inmediato por impresores de toda Europa –como mínimo en Roma, Paris, Venecia, Lyon y Cracovia– como un pequeño folleto, también corrió formando parte de textos mayores en los que se daba cuenta de las intervenciones y decisiones de las primeras sesiones del Concilio.Sin embargo, la iniciativa de estas primeras compilaciones de los trabajos del Concilio no procedió ni de su seno, ni de Roma, sino que salió de los partidarios de la Reforma que, en cuanto comenzaron a conocerse los decretos que emanaban de las primeras sesiones, se lanzaron a publicarlos acompañados de fuertes críticas, resultando que la Iglesia romana perdía así las primera batalla publicitaria a manos de aquellos contra cuyos postulados se habilitó el Concilio.Quizás por eso, para evitar que la única información que se trasladaba de las decisiones del Concilio fuera la que que iba acompañada de críticas implacables a su contenido, en el verano de 1546 aparecieron en Paris, impresas por Claude y René Chaudière, estas actas que ofrecemos, las Acta concilij tridentini, Quorum Catalogus in proxima inest pagina, donde se recogían de manera fiel los discursos de las primeras cuatro sesiones, las celebradas hasta junio, y sus decretos. Se trataba del primer texto publicado y difundido sobre el contenido del Concilio en el que, por ser de procedencia católica, no aparecían críticas reformadoras y fue, también, el primero en dar cuenta de los decretos emanados de las sesiones tercera y cuarta. Pero era apócrifo. Tras ellas, al final del verano, apareció otra publicación, la que sería la más difundida de las críticas de la Reforma contra lo decidido en esa primera etapa del Concilio, a saber, la publicada inicialmente en Basilea con el título de Acta Concilii Tridentini Anno M.D.XLVI celebrati: Vnam cum Annotationibus pijs, & lectu dignissimis. Item, Ratio, cur qui Confessionem Augustanam profitentur, non esse assentiendum iniquis Concilij Tridentini sententijs iudicarunt: per Philippum Melanchtonem, que incluía las anotaciones críticas a los decretos aprobados debidas a Francisco de Enzinas, el reformador español cuyo hermano sería quemado en Sevilla por hereje al año siguiente. El carácter apócrifo (y ya parcial) de las primeras actas de origen católico, y la tremenda difusión de las actas impresas de procedencia protestante, provocaron que se acudiese a la autorización del Emperador del Sacro imperio, para que por fin pudieran aparecer unas ‘actas autorizadas’, en octubre de 1546, impresas en Amberes por Martín Nuncio, a las que se puso un título prácticamente idéntico al de las apócrifas, Acta concilii Tridentini quorum catalogus in sequentibus habetur paginis. Quizás por ello son numerosas las fuentes que confunden ambos impresos como si fuesen solo uno y el mismo.Como curiosidad tipográfica, la marca que aparece en la portada de estas actas apócrifas que ofrecemos es la que utilizaba Simon de Colines, que trabajó tanto para Henri Estienne –con cuya viuda se casó–, como con Guillaume Chaudière –que estaba casado con su hermanastra–, que fue quien se quedó con su imprenta cuando Colines murió ese mismo año de 1546 en el que, poco después, se imprimieron estas actas. De este modo, estas Actas son también una de las primeras obras en las que los Chaudière utilizaron la marca de Colines, tal como habían anunciado que harían al hacerse cargo de sus tipos y letrerías.‎

Andarto B.

Phone number : +34 600 450 767

EUR2,000.00

‎Corrozet, Gilles (1510–1568); Ausonius‎

Reference : C-0368

(1568)

‎Le conseil des sept sages de Grece auec vne briesue, & familiere exposition sur chacune authorité & sentence. Ensemble le Miroer de Prudence. [Suite, 75v-106v, Guillaume Haudent (fin XV-ca. 1558):] Le Miroer de prudence, suite de dixains sur les vices, les béatitudes, l’accord de la loi avec la foi, etc. [Suite, 107r-109v.:] Ensegnemeins moraux [Suite, 109v-112v:] Les dictz des bons & sages notables, Ramenteuoir souuent sont profitables.‎

‎A Paris: par Jehan Ruelle, 1568.- // 8º petit, (105x68mm.); 112 h.; sign.: A-O8; marque typographique dans la page de titre, divise In pace ubertas; 83 gravures sur bois, certains signées I.R. -¿Jean Ruelle?- et d’autres, D.H.; 7 images (sur bois), un pour chaque sage, et autres ornements xilographiques pour tëtes et codas.- // Charmante reliure en cuir orange, exécutée par M. Bueno, aux contre-plats décorés style Renaissance par gaufrages dans plusieurs cuirs. Exemplaire complet mais très recoupé, sans marge, avec une légère perte de texte sur quelques pages, spécialement dans la marge droite ; galerie infime à peine perceptible sur quelques pages.- // Prov.: Ex-libris (gravé dans la reliure) A[ndrés] Roure.- // Refs.: Graesse, II, 252.‎


‎[Pour les commandes à livrer hors d'Espagne, s'il vous plait, voyez les conditions de vente et de livraison, type B].- // Brunet remarqua en son temps que l’auteur de ce recueil d’apophtegmes, extraits principalement des adaptations du latin Ausone (310-395), qui avait été déjà commenté par Béroalde et par Erasme, fut l’imprimeur et libraire Gilles Corrozet, qui de même l’imprima dans son propre atelier comme « Le Conseil des sept sages de la Grèce; ensemble le Miroer de prudence, tout mis en francoys, avec une briesue et familière exposition sur chascune autorité et sentence.– Paris: Gilles Corrozet, 1544 ». Corrozet mourrait 22 ans après cette première édition, en 1568, précisément l’année où fut imprimé le volume que nous offrons, qui n’est pas de sa presse. Comme Corrozet avait obtenu le privilège pour sa version pour seulement trois ans, Jean Ruelle - imprimeur, libraire et graveur décida de faire en 1548 une édition propre, en copiant le texte de celle de Corrozet, mais en le modifiant en divers points, en incluant 68 vignettes xylographiques et en l’amplifiant avec le 'Miroir de la Prudence' du moraliste Haudent et d’autres textes brefs. Ruelle ne fut pas le seul qui copia Corrozet. Différents imprimeurs lyonnais l’ont aussi fait tels Jacques Bérion, Jean de Tournes ou George Poncet. Mais Ruelle en effet fut le seul qui améliora et amplifia le texte, raison pour laquelle Ruelle verrait, à son tour, sa version contrefaite sans vergogne au moins à Gand, par Gérard de Salenson, en 1550, et à Paris, par Estienne Groilleau, en 1554, dans ce cas avec le titre altéré à Les vies et motz dorez des Sept Sages de Grèce, qui copia le texte en y disposant un nouveau jeu de vignettes. Mais il est curieux qu’apparemment aucune bibliothèque en France - s’il y en eut –(1) ne conserve d’exemplaire de cette première édition de Ruelle - nous ne les trouvons ni dans la Bibliothèque nationale, ni dans la base Patrimoine, ni dans le Sudoc-. Quelques temps après, Ruelle publia une nouvelle édition, en maintenant le corps de 14 cahiers - 112 h. -, dans laquelle, de nouveau, il altéra le texte et y ajouta 15 vignettes de plus. De cette édition, nous sommes parvenus à en localiser un seul exemplaire qui, à cette occasion se trouve dans la BnF, mais qu’il faut rechercher parmi les manuscrits Rotschild - 2752(123 a) –(2), exemplaire sur lequel fut réalisé un commentaire descriptif qui apporte la meilleure information pouvant être localisée sur cet imprimé, à part la fait que, erronément, on en fasse état comme éd. de 1548, alors que ni le contenu des pages ni le nombre de vignettes ne correspondent. Finalement, en 1568, Ruelle imprima à nouveau l’ouvrage, en y changeant cette fois seulement la page de titre, impression à laquelle correspond l’exemplaire que nous offrons, dont nous ne sommes parvenus à identifier aucune copie dans aucune bibliothèque ni européenne ni Américaine, ni d’autre mention sur elle que l’allusion qu’en fit Graesse dans son Dictionnaire. L’œuvre appartient au genre de la littérature gnomique ou sapiential, dans lequel, au moyen de gnomes ou d’apophtegmes, on prétend faciliter la transmission d’un monde de valeurs avec des sentences à contenu instructif dont il est facile de se rappeler. Et, comme tel, adéquat à la capacité communicative des emblèmes, où l’image décrit, rappelle ou résume le précepte que l’on veut transmettre. Dans les éditions de Ruelle, en cohérence avec les prix pouvant être assumé par le client populaire auquel ils étaient destinés, les emblèmes sont xylographiques. Ce volume appartint à Andres Roure, bibliophile catalan, adhérent de l’Associació de Bibliòfils de Barcelone. Finalement, en 1568, Ruelle imprima à nouveau l’ouvrage, en y changeant cette fois seulement la page de titre, impression à laquelle correspond l’exemplaire que nous offrons, dont nous ne sommes parvenus à identifier aucune copie dans aucune bibliothèque ni européenne ni Américaine, ni d’autre mention sur elle que l’allusion qu’en fit Graesse dans son Dictionnaire. L’œuvre appartient au genre de la littérature gnomique ou sapiential, dans lequel, au moyen de gnomes ou d’apophtegmes, on prétend faciliter la transmission d’un monde de valeurs avec des sentences à contenu instructif dont il est facile de se rappeler. Et, comme tel, adéquat à la capacité communicative des emblèmes, où l’image décrit, rappelle ou résume le précepte que l’on veut transmettre. Dans les éditions de Ruelle, en cohérence avec les prix pouvant être assumé par le client populaire auquel ils étaient destinés, les emblèmes sont xylographiques. Ce volume appartint à Andres Roure, bibliophile catalan, adhérent de l’Associació de Bibliòfils de Barcelone.- // (1) Seule l’éd. de 1548 et uniquement dans la Bayerische Stäatsbibliothek (Munich, DE), Ludwig-Maximilians-Universität (Munich, DE) et Harvard University (Cambridge, MA, USA).- (2) Dans différents catalogues apparaissent des registres associés, comme s’il existait plus d’exemplaires de cette édition, i.e. USTC, mais les copies auxquelles ils remettent ne sont pas de cette édition. La plupart ne sont même pas de l’imprimeur Ruelle.‎

Andarto B.

Phone number : +34 600 450 767

EUR1,860.00

‎da Costa, Cristóvāo [Cristobal Acosta] (ca. 1540-1599)‎

Reference : C-0575

(1585)

‎Trattato di Christoforo Acosta Africano Medico, & Chirurgo, della historia, natvra, et virtv delle Droghe Medicinali, & altri Semplici rarissimi, che vengono portati dalle Indie Orientali in Europa, Con le Figure delle Piante ritratte, & disegnate dal viuo poste a’ luoghi proprij. Nuouamente recato dalla Spagnuola nella nostra Lingua. Con due Indici, vno de’ Capi principali, l’altro delle cose di più momento, che si ritrouano in tutta l’Opera.‎

‎In Venetia: Presso à Francesco Ziletti, MDLXXXV [1585].- // 4º (222x168mm.); [52], 342 [i.e. 340] p.; sign. a-d4, e6, f4, A-Z4, Aa-Ss4, Tt6 [dont f4, blanche]; marque typographique sur page de titre; 47 xylographies le long du texte, certaines en pleine page, dont 45 de plantes et d’arbres tropicaux et deux d’Éléphants ; erratum dans l’impression du registre, qui omet ceux des préliminaires, il indique l’existence de cahier portant signature ‘Uu’ - qu’il est inutile de chercher - et signale que tous les cahiers sont «doubles», sauf le ‘Tt’ qui est «triple», alors que le cahier ‘e’ l’est aussi.- // Reliure en peau marron, avec plat arrière déformation ancienne; dos avec trois nerfs décorés, avec entrenerfs et pièce de titre décorés dorés; coiffe restaurée ; consolidation savante de l’entrenerf inférieur attaqué; coins ouverts, mais renforcés. Marges du papier avec oxydation à divers degré tout au long de l’œuvre ; cahiers A et Kk quelque peu ternis ; auréole d’humidité dans coin inférieur de cahiers Z, Aa et Bb.Bb.- // Prov.: Pas de données.- // Réfs.: Bradley, III, 276; Colmeiro, 239; Palau, 1694; Pritzel, nova, 13.‎


‎[Pour les commandes à livrer hors d'Espagne, s'il vous plait, voyez les conditions de vente et de livraison, type A].- // Cristóvāo da Costa, mieux connu sous le nom de Cristobal de Acosta - ainsi publia-t-il son œuvre célèbre pour la première fois en castillan, à Burgos, en 1578-, et d’Acosta l’africain - parce qu’il naquit dans une colonie portugaise en Afrique, arriva à Goa (Inde) enrôlé comme médecin au service des troupes du vice-roi portugais Luis d’Ataíde (1517-1580) récemment nommé, en 1568, quelques mois après le décès de García de Orta (voir notre réf. C-0143). Aux Indes orientales il suivit les troupes à Goa, Cochin et dans d’autres cantonnements, où en marge de son activité médicale, il maintint différents jardins de plantes médicinales qu’il employa comme une de ses sources d’information botanique. Il revint en Europe en 1572 et, après s’être établi à Burgos (Espagne), vers 1576 il fut engagé comme médecin par cette municipalité, à laquelle il dédia en 1578 son Tractado Delas Drogas, y medicinas de las Indias Orientales, con sus Plantas debuxadas al bivo por Christoual Acosta medico y cirujano que las vio ocularmente. En el qual se verifica mucho de lo que escrivió el Doctor Garcia de Orta, imprimé dans la même ville par Martín de Victoria. Acosta maintint sa relation avec la ville jusqu’en 1587, où il se retira pour vivre en ermite, publia encore deux œuvres, quoique de caractère religieux. Pardo Tomás signale que cette trajectoire n’était pas peu fréquente dans le monde ibérique : « un jeune soldat travaillant comme médecin et chirurgien, développe un intérêt dans l’observation de la nature, produit une œuvre, essaye de se faire une place dans le débat intellectuel et termine par se retirer du monde pour des motifs spirituels car il souhaite préparer le salut de son âme »(1). Le Traité sur les drogues et les médecines des Indes orientales écrit par Acosta eut un destin varié. Carolus Clusius, dans la tâche de rediffusion des progrès de la botanique à laquelle il se dédia, fit une version latine qui fut imprimée par Plantino à Anvers en 1582 (rééditée en 1593), comme il avait traduit avant au latin Monardes, García de Orta et Fragoso. Comme il l’avait fait avec les Colloques de García de Orta, il ne traduisit pas l’œuvre mais en fit une version latine plus brève, en altérant l’ordre de présentation des plantes, mais aussi des 47 gravures grand format de l’originale, qui avaient été taillées en suivant des dessins d’observation effectués par Acosta lui-même, n’en inclut qu’une, celle de l’arbre du clou. Ainsi, l’ensemble des gravures qui illustrait l’édition de Burgos du livre d’Acosta peut être seulement contemplé soit dans cette première édition soit dans l’édition vénitienne de Francesco Ziletti, qui en commanda la copie pour la traduction italienne, de plus grande dimension et de plus belle facture que l’original, imprimée en 1585, à laquelle correspond l’exemplaire que nous offrons. Cette édition est la seule qui reproduit le texte dans son intégralité, ainsi que les gravures originales, y compris les deux consacrées aux éléphants. Effectivement, le dernier chapitre du livre abandonne le royaume végétal et offre un Traité de l’Éléphant et de ses qualités, la première étude occidentale sur l’éléphant indien, dans lequel aux côtés de sa description et de son comportement, étaient détaillées les vertus de leurs défenses : « ils utilisent l’ivoire ordinairement pour tonifier la vertu vitale, rafraîchir le foie et restreindre les purgations blanches des femmes : il soigne les obstructions diurnes et calme les douleurs d’estomac, et c’est un remède à la jaunisse ou maladie royale, l’estomac vide, en en donnant une dragme avec du vin quand il n’y a pas de fièvre, et quand il y en a, avec de l’eau de houblons ou de chicorée ; et son utilisation dans les boissons rend les femmes fécondes à la grossesse. Il s’agit de l’ivoire froid et sec au premier degré, étant entendu qu’on utilise seulement celui des dents de l’éléphant »(2). Cette édition fut imprimée sur un papier épais en fil et avec le temps fut constatée sa tendance à perdre son éclat (dans cet exemplaire, seuls les cahiers A et Kk, et légèrement FF) et à l’oxydation, qui dans cet exemplaire apparaît à divers degrés et heureusement seulement dans les marges. L’imprimeur Ziletti a dédié cette édition à Melchior Wieland (1520-1589), éminent professeur de botanique allemand résidant à Padoue, que les italiens appelaient Melchiorre Guilandino, un petit dédommagement pour les infortunes du passé à essayer précisément d’étudier les plantes médicinales des Indes orientales. En effet(3), Wieland, après avoir étudié la médecine à Könisberg et à Rome, arriva à Padoue où il compléta ses études dans son université avec le célèbre Gabriele Falloppio, pour qui il travailla. Wieland publia quelques brefs textes en 1557 et 1558 (l’un critiquant Mattioli et nourrissant son ressentiment(4)). Par la vente de plantes et un parrainage et des lettres de présentation du sénateur Marino Cavalli - l’un des réformateurs de l’Université de Padoue pour la république vénitienne, il voyagea à Constantinople vers 1558, où il obtint l’autorisation du Sultan pour traverser son territoire et à accéder aux pays voisins. Mais, à cause d’une guerre, il ne put pas traverser la Perse et dut faire demi-tour en passant par Alep, Damas et Jérusalem, puis passer en Égypte avec l’idée d’essayer à nouveau d’entrer en Inde, cette fois par la voie de la Mer Rouge. Comme cela ne lui fut pas non plus possible, il pensa, sans renoncer à son objectif, prendre la route maritime depuis Lisbonne, pour cela, il alla en Sicile et il s’embarqua vers le Portugal, mais la malchance fit que le navire fût abordé par les pirates, lui-même fut blessé, emmené prisonnier à Alger et offert comme présent à un des enfants de Barberousse, qui le vendit comme domestique dans une vente aux enchères publique. Ayant perdu ses documents et les échantillons qu’il avait rassemblés lors du voyage, il passa encore neuf mois de servitude jusqu’à ce qu’il fût sauvé par Falloppio, qui paya pour lui deux cents écus d’or. Mais la mauvaise fortune qui l’avait déjà empêché de réaliser le voyage botanique dont il rêvait aux Indes joua de nouveau contre lui, et le navire sur lequel il revenait d’Afrique vers l’Italie fit naufrage. Il fut sauvé quand, après de nombreux jours accroché à une planche, le sauva un autre navire qui se dirigeait à Gênes, faisant courir l’information de sa valeur en Italie. Falloppio lui vint de nouveau en aide, en lui procurant du travail dans le jardin de plantes médicinale de l’Université de Padoue en 1561, université dans laquelle il donna, aussi, des classes à partir de 1567. En tant que responsable du jardin de plantes médicinales, Weiland inventa une machine d’irrigation, dont aucune description ne nous est parvenue. En tant que professeur, en plus de la publication d’un livre consacré au papyrus et à son emploi dans l’écriture(5), il demanda l’autorisation de tenter de nouveau son voyage aux Indes orientales mais ne l’obtint pas. De sorte que, pensant que ses peines le justifiaient (au moment même où il était le botaniste le plus éminent de la République vénitienne), Ziletti lui dédia cette merveilleuse édition du Traité des drogues et des médecines des Indes Orientales, de Cristobal de Acosta.- // (1) José Pardo Tomás: “East indies, West Indies: Garcia de Orta and the Spanish treatises on Exotic Materia Medica”, dans Palmire Fontes da Costa (ed.): 'Medicine, Trade and Empire', Farnham, Ashgate, 2015, p. 195-211, cite à p. 207.- (2) Page 327 dans cette édition italienne, 426 dans l’édition originale en castillan.- (3) Curieusement, on ne sait pas grand chose sur Wielan. Ce qui suit provient du texte de Ziletti dans cette édition, ainsi que des pages que lui consacre Andrew D. Berns dans 'The Bible and Natural Philosophy in rennaissance Italy: Jewish and Christian physicians in search of truth', Cambridge University Press, 2015, pp. 71-83.- (4) 'Apologia adversus Petrum Andrea Mattiolum liber primus, qui inscribitur Theon', Padua, Gratiosus Perchacinus, 1558..- (5) 'Melchioris Guilandini Papyrus, hoc est commentarius in tria C. Plinii maioris de papyro capta', Venetia, apud M. Antonio Ulmum, 1572.‎

Andarto B.

Phone number : +34 600 450 767

EUR4,650.00

‎Della Valle, Battista (1470-1550)‎

Reference : C-0379

(1550)

‎Vallo libro continente appertinente à Capitanij, ritenere & fortificare una Città con bastioni, con noui artificij de fuoco aggionti, come nella Tauola appare, & de diuerse sorte poluere, & de espugnare una Città con ponti, scale, argani, trombe, trenciere, arte gliarie, caue, dare auisamenti senza messo allo amico, fare ordinance, battaglioni, & ponti de disfida con lo pingere. Opera molto utile con la esperientia de l'arte militare.‎

‎[Colofón: Stampata in Vineggia per gli heredi di Piero Rauano, & compagni, MDL (i.e. 1550)].- // 8º, (150x115 mm.).- [8], 71, [1] h.; sign.: i8, A-I8; frontispicio con orla xilográfica alegórica firmada 'Eustachivs' [Eustachio Celebrino]; iniciales xilográficas; 46 ilustraciones intercaladas en el texto, de ellas, 21 xilografías, de las que 10 a toda página, y 25 composiciones de formaciones militares realizadas con tipos de imprenta; cursiva romana; marca tipogáfica de la Sirena al final, en verso de I8.- // Encuadernación s. XVIII en cartoné mudo; lomo y planos mudos. Pequeña rotura (7mm.) en margen lateral de A2; muy leve marca de humedad antigua en punta inferior derecha desde A3 hasta D8; punta inferior de A7 remarginada antiguamente. Completo de I8 con la marca tipográfica en el verso.- // Proc.: En verso de portada, exlibris manuscrito de 158X, 'questo libro jo franco. Riuda compré a Roma l'ano 158X...'; exlibris manuscritos diminutos en margen superior de portada y al pie del verso de última página, 'Ch. de Foucauld'.- // Refs.: Brunet, V, 1063; Cockle, 765. Para la portada, Masséna, V, 2096 y 2226‎


‎[Pour les commandes à livrer hors d'Espagne, s'il vous plait, voyez les conditions de vente et de livraison, type B].- // Publicada por primera vez en la inencontrable edición napolitana de 1521, el tratado de della Valle conoció más de 20 ediciones en 100 años, traduciéndose en 1529 y 1554 al francés y en 1620 y 1644 al alemán. Se ha sugerido que parte de la obra de Diego de Álava y Viamont, El perfeto capitan, instruido en la ciencia militar, y nueva ciencia de la artillería, impresa en 1590, pero escrita varios años antes, era una traducción, lo que pese a la semejanza del título no es cierto. La obra de della Valle, la primera en su género, está muy relacionada con que en el siglo XVI se produjeron dos drásticas novedades en lo que al arte militar se refiere. La primera, que el peso que haste entonces venía concediéndose a la caballería y a las batallas a campo abierto como el núcleo de las guerras cedió ante la importancia cobrada tanto por los pequeños asedios como por la infantería dotada de armas de fuego. La segunda, que la ciencia de las fortificaciones, que hasta entonces era materia propia de los tratados de arquitectura, pasó a ser una necesidad a desarrollar durante las acciones militares, no solo por los asedios (tanto para realizarlos como para resistirlos), sino también por la necesidad de considerar lo relacionado con la artillería y la balísitica: la presencia de los cañones obligaba a pensar en cómo hacer mayor daño en las fortalezas y, simultáneamente, en cómo fortificarse para minimizar los efectos de los cañonazos enemigos. Ambas circunstancias estaban relacionadas con que el XVI fue un siglo en el que los ejércitos 'nacionales' estaban dispersos en multitud de focos, de modo que los capitanes al mando en cada uno dependían de sus propios conocimientos técnicos para los necesarios planteamientos estratégicos. No en vano el siglo XVI verá la aparición de academias de oficiales, con la Mecánica y las Matemáticas como parte de las disciplinas en las que formarse. El tratado de della Valle no es propiamente ni un tratado de fortificaciones ni uno de artilleria, sino, como certeramente decía en el título, consejos para el desarrollo de las acciones militares reuniendo los conocimientos de los que debería disponer un oficial para mantener la disciplina, llevar a cabo asedios o defenderse contra ellos, combinar los ataques de tropas y de artillería o resistirlos, proteger a tropas y maquinaria en trincheras, etc., con ilustración de los medios necesarios. ¡Incluso ofrece un modelo de escafandra con tubo de respiración para atacar andando bajo el agua! La orla xilográfica de la portada que figura en todas las ediciones que los Rauano hicieron de la obra de dellla Valle, con Marte y Bellona presidiéndola, es la que había tallado Eustachio Celebrino para la edición que imprimió Gregorio de Gregori en 1524. De su taller pasó a la imprenta regentada por Marchio Sessa y Piero della Serena que, a su vez, la emplearon en sus ediciones de 1525, tanto de la obra de della Valle como de la de Duello: Libri de re,..., de Paride del Pozzo. La orla cambió de taller cuando Piero della Serena se separó de Sessa y pasó a firmar como Piero Rauano en la imprenta que instaló con su hermano Victor, apareciendo, a aprtir de entonces, en todas las sucesivas ediciones impresas por ellos y sus sucesores.- // (1) El principe de Essling sugirió en sus estudios del grabado de la imprenta veneciana (en la edición en 6 volúmenes de 1907-1914) que Gregori la había empleado antes para la portada de la edición de la obra de Paride del Pozzo, Duello libri de re,..., en 1523, pero nos cabe la duda de que sea cierto, ya que por un lado no localizamos ningún ejemplar que lo ratifique y, por otro, la iconografía es más adecuada para la obra de della Valle.‎

Andarto B.

Phone number : +34 600 450 767

EUR2,000.00

‎Fernel, Jean (1497-1558)‎

Reference : C-0686

(1542)

‎Ioannis Fernelij Ambianatis, De naturali parte medicinae Libri septem, ad Henricum Francisci Galliae Regis filium.‎

‎Primera edición.- // Parisijs: Apud Simonem Colinaeum, Anno M.D.XLII. [1542].- // Folio, (293x210 mm.).- [10], 165 [i.e. 166] f.; sign.: ‡6, ‡‡4, a-z6, A-D6, E4 [errores de foliación: f. 92 malnumerado 93, f. 96 como 91, f. 114 como 115; f. 162-165 como 164-167 y f. 166 como f. 165]; marca tipográfica de Colines con la imagen del Tiempo, motto 'Tempus. Hanc aciem sola retundit virtus', en su formato grande; iniciales grabadas; apostillas marginales; colofon en verso de f. 165 [i.e. 166], 'Imprimebat Parisijs Adamus Sulnerius, Impensis honesti viri Simonis Colinaei. Anno M.D.XLII.'- (1) 'Tempus, nº 1', en términos de Renouard (Bibliographie des éditions de Simon de Colines 1520-1546, p. 104, y nº190 en su Les marques typographiques parisiennes des XVe et XVIe siècles), BaTyR n° 27646 (Base de Typographie de la Renaissance) y Silvestre, 329 (Marques typographiques, ou, Recueil des monogrammes, chiffres,...). Colines la empleó desde 1527, en esta y en otras variantes de menor tamaño, algunas de ellas con el lema cambiado a 'Virtus sola aciem retundit istam'.- // Guardado en caja de conservación, con tejuelo en el lomo. Encuadernación en pergamino, lomo perdido, cuerpo casi descolgado. Portada un poco sucia, con restos de humedades y bordes rozados; punta inferior de los primeros 20 folios dobladas; inicios de oxidación; algunos pliegos algo tostados; pequeña galería en margen inferior, desde el canto hacia el interior, entre f. 16 (max. 1 cm. en f. 27) y f. 41; taladro redondo en zona alta del margen interno alejado del texto, entre f. 73 (max. 1,3 cm. en f. 95) y f. 115; algún esporádico subrayado de época (f. 49r, f. 81-85, f. 119); garabatos en margen inferior de f. 115v; esporádicas manchas sin gravedad. Dos duernos cosidos al revés, f. 3 por delante de f. 4 y f. 22 por delante de f. 21. Folio ‡3, último de la dedicatoria, ausente; f. ‡4, primero de Index, roto junto al cosido, con pérdida severa de papel y texto. Pese a todo, hermoso ejemplar.- // Proc.: Dos exlibris ms. en portada: 'Ex libris Josephi Nulopus, Ei nel dris ex li mater 249 (?)', y otro, posterior, 'Est Philippi Seruiso d (?)'.- // Refs.: BP16, 110700; Garrison & Morton, 572; Goulin, p. 354; PMM, 68; Renouard, Colines, p. 357; Stillwell, 636.‎


‎[Pour les commandes à livrer hors d'Espagne, s'il vous plait, voyez les conditions de vente et de livraison, type B.].- // Jean Fernel es admirado por haber sido capaz de sistematizar con gran lucidez y una exquisita claridad el conjunto de la medicina galénica, con tal orden y consistencia que reemplazó al Canon de Avicena. Su obra Universa Medicina se mantuvo como la exposición de referencia del galenismo renacentista –avalada por su adopción como manual en la muy prestigiada facultad de medicina de Leiden desde su fundación en 1576– hasta que el descubrimiento de la circulación de la sangre y la aparición del instrumental que permitió observar y medir la actividad corporal fueron abriendo paso a la investigación médica experimental y a nuevas concepciones sobre el funcionamiento del cuerpo humano.La primera piedra de todo el sistema de Fernel fueron estos De naturali parte medicinae libri septem, publicados en 1542, que posteriormente incluyó, con leves modificaciones, como primera parte tanto de su Medicina de 1554 como de su Universa medicina de 1567, dando a aquellos siete libros iniciales, en ambos casos, el título colectivo de Physiologiae Lib. vij (Los siete libros de la Fisiología).En efecto, si en 1542 proponía que “Quocirca si totius medicinae partes ordine collocabuntur, ea iure omnium prima fuerit, quae universam hominis naturam indagat ac perquirit, φυσιολογικἠ dixerunt” (Por lo que, si todas las partes de la medicina se ponen en orden, la que tiene el derecho a situarse en primer lugar es la que indaga y examina el ser humano en su conjunto, la que llamaron fisiología), en 1554 sentenció, repitiéndolo literalmente en 1567, que “Quocirca totius medicinae partes quinque si ordine collocabuntur, omnium prima existet, φυσιολογικἠ, quae hominis integrè sani naturam, omnes illius vires functionésque persequitur.” (Por este motivo, si se ordenan la totalidad de las cinco partes de la Medicina, entre ellas debe situarse en primer lugar la fisiología. Porque es la que trata de la naturaleza del ser humano completamente sano, dando cuenta de sus facultades y funciones).En su manera de presentar las partes de la medicina natural, Fernel, siguiendo a Pietro d’Abano, añadió a la composición clásica del Canon de Avicena una séptima parte dedicada a la generación, que llamó De hominis procreatione atque de semine liber, en la que aunó la filosofía aristotélica, la tradición árabe y el neoplatonismo, discurriendo sobre la procedencia del semen, la sangre menstrual, la formación del feto y la transmisión del alma.Con estos De naturali parte medicinae libri septem Fernel no alteró el modelo del galenismo, pero tuvo la virtud de darle la vuelta al modo de transmitirlo. Lo que venía percibiéndose como el nombre de una parte de la Medicina, Fisiología, se transformó en el mensaje de que el punto de partida en Medicina tenía que ser conocer el funcionamiento del cuerpo del ser humano sano. A partir de ahí, su Fisiología, su Patología y su Terapéutica, los tres territorios de su Universa Medicina, proporcionarían la exposición del funcionamiento sano, las alteraciones de ese funcionamiento y el tratamiento para corregirlas. Un paradigma acorde con su exigencia, contra la costumbre entonces en la universidad parisina, de que los profesores de Medicina enseñasen a partir de su ejercicio real en vez de limitarse a repetir en voz alta una teoría que quizás nunca habían puesto en práctica. Fernel fue así, al mismo tiempo, el epígono del galenismo ‘puro’ y la raíz para la medicina ‘moderna’. Y todo comenzó con esta, tan buscada como ausente del comercio por decenios, primera edición de su Fisiología, los De naturali parte medicinae libri septem que, por ser una de las obras intelectuales más influyentes transmitida gracias a la imprenta, se hizo acreedora de verse recogida con el número 68 en la célebre selección Printing and the Mind of Man.Materialmente, el libro fue producto del negocio de Simon de Colines, quien había impreso una docena de años antes tres opúsculos de Fernel, pero la impresión no la realizó en su taller de la calle Saint Jean de Letran, sino que la contrató al taller de Adam Saulnier, a quien se deberían las erratas, como la de la numeración de las páginas finales.Al respecto, no hay que hacer caso de las numerosas referencias de que tras el índice la obra tiene 168 folios (lo que, además, no casa con las signaturas a-z6, A-D6, E4). Ese error se debe a que como el último folio está numerado 165 cuando el anterior es 167, se corrigió a 168. Pero de ese modo se obvia que el error comienza en el 164, al que corresponde ser el 162, por lo que el último sería el 166, lo que sí concuerda con las antedichas signaturas.‎

Andarto B.

Phone number : +34 600 450 767

EUR15,000.00

‎Fouilhoux, Antoine de (?-?)‎

Reference : C-0642

(1592)

‎Discovrs de l’origine des fontaines. Ensemble quelques histoires de la guarison de plusieurs grandes et difficiles maladies, faicte par l’usaige de l’eau medicinale des fontaines de Pougues en Nivernoys, par M. Anthoine du Fouilhoux Docteur en Medicine, demeurant à Neuers. Item le traicté de la faculté & maniere d’vser de ladicte eau de Pougues, composé par M. P. Qui a esté imprimé d’autresfois à Paris.‎

‎A Nevers: Par Pierre Roussin, Imprimeur de Monseigneur le Duc de Neuers, MDXCII [1592].- // 4º minor (156x99mm); 103 p.; sign.: A-N4.- Au verso, xylographie à toute page de Pougues - Nevers, montrant la situation des sources de Saint Léger et de Saint Marcel.- // Reliure magnifique de la moitié du XXe siècle en chevreau grenat, filet gaufré sur les plats, dos avec nerfs, entrenerf gravé en doré, chants avec filet doré et contrechants dorés à la roulette, toutes les tranches dorées. État superbe d’un exemplaire très bien relié auquel, avec effort, il faudrait seulement reprocher d’être légèrement court de marges, une tache sur la page 19 et une minuscule et fine galerie sur le bord de la marge inférieure des pages 51 et 53.- // Prov.: De la bibliotheque du Château de La Chaux.- // Refs.: Brunet, IV, 639-640; Lelong, 3166.‎


‎[Pour les commandes à livrer hors d'Espagne, s'il vous plait, voyez les conditions de vente et de livraison, type A].- // Cela peut actuellement surprendre, mais en matière d’hydrologie, jusqu’à 1674 on n’avait pas compris que toute l’eau des rivières venait du ciel, aussi bien celle qui descendait des neiges accumulées que celle qui ruisselle sur la surface lorsqu’il pleut ou qu’il neige, comme celle qui, après s’être infiltrée dans la terre, finit par surgir dans les sources. Pendant ce temps, étant donné que la terre était le centre du monde, dans la terre (et qui dit la terre dit aussi la mer), et non dans le ciel, se trouvait l’origine de tout. De cette manière, toute explication sur l’origine de l’eau dans les sources devait en être une qui l’expliquerait depuis le protagonisme de la terre et de la mer. L’exception fut Bernard Palissy mais, en son temps, personne ne l’écouta(1). Ainsi, il ne faut pas s’étonner que la conception scientifique d’Antoine du Fouilloux, médecin à Pougues à la fin du XVIe siècle, fût absolument aristotélique, pour la physique de l’eau et les sources, et hippocratique, pour ses vertus médicinales et la manière de les vérifier. Ainsi, après avoir consacré les premières pages à examiner les différentes théories sur la formation des sources, il finit en disant : « Dont nous pouvons seurement conclurre, que entre toutes les autres opinions, celle que Aristote apporte pour l’origine & source des fontaines, est la plus probable, & la mieux receue : Combien que l’on peult dire qu’il n’a pas assigné seulement le commencement des fontaines proceder d’vne seule cause, c’est à sçavoir de la mutation, & changement, de la vapeur en eau, faicte par la force du froid, dans les concauitez de la terre des montaignes, mais aussi, de l’aggregation des pluyes faicte aux cauins de la terre. La premiere, est la principale, l’autre n’est sinon qu’vne aide, & secours pour faire etoistre les dites eaux. Que si quelquesfois il nous semble que l’eau monte en hault, eu esgard au lieu d’où la fontaine prend son commencement, quand cela suruient il ne fault point attribuer à la condition de sa nature, ny à l’ordre vniversel, mais à vne force, & violence d’vne eau poussant l’autre, comme l’on void faire par certains engins & instruments, où toutesfois il fault remarquer que l’eau ne monte iamais plus hault qu’est la source d’ou elle est tiree, tellement qu’elle rebrousse son cours quant elle est venue à l’egal de ceste haulteur : & quant elle n’y est venue, elle deualle, bien qu’elle semble monter. Quant est des parolles du Sage qui dit, que les riuieres sortent de la mer, elles ne se doiuent point entendre uniuersellement, mais indeterminément de quelques riuieres seulement, non point de toutes. » Ceci fut ainsi imaginé pendant dix-huit siècles : que la mer était connectée sous terre avec des cavernes dans lesquelles l’eau était réchauffée avec le feu intérieur et montait sous forme de vapeur par des tubes jusqu’à ce que le froid des montagnes lui redonne la forme d’eau pour surgir dans les sources, dans un système dont était était seulement discuté la contribution ou non des pluies en entrant dans la terre. Une fois établi l’origine des sources, Fouilloux se mit à traiter de l’eau comme simple médicinal, ses vertus pour différentes maladies et les qualités concrètes de l’eau de Pougues, pour, ensuite en venir à l’essence de son texte, rendre compte des différentes « expériences » qu’il mena à bien (le dernière, en avril 1592), dans lesquelles il vérifia comme changeaient les symptômes et les affections des personnes qui étaient traitées avec elle. Le second des traités, à partir de la p. 59, est l’œuvre de Jean Pidoux, le grand-père maternel de la Fontaine et le médecin d’Henry III. Le titre complet de l’œuvre, qui avait été imprimée huit années auparavant, à Paris, par Nicolas Nivelle est 'De la vertu et maniere d’vser de ladite eau des fontaines de Pougues. Ensemble un advertissement sur les bains chauds de Bourbon l’Arcambault'. Ce fut Pidoux qui incita Henry III à faire traiter ses quelques coliques avec l’eau des sources de Pougues et ceci lui fit visiblement tant de bien que sa mère, Catherine de Médicis, ne douta pas non plus à aller elle aussi à la recherche du remède, la ville devenant un centre thermal. Première édition extraordinairement rare (Brunet la cite en s’en remettant à Lelong) de cette œuvre à succès, dont nous avons seulement pu localiser cinq exemplaires dans des bibliothèques l’Europe et d’Amérique : l’un en Espagne, dans la Real Academia de Medicina de Séville, deux en France, dans la Bibliothèque de l’Institut et dans la Bibliothèque Méjanes d’Aix-en-Provence, et deux aux États-Unis, dans les universités de Harvard et d’Illinois.- // (1) 'Discours admirables de la nature des eaux et fontaines tant naturelles qu’artificielles...', Paris, Martin le Jeune, 1580.‎

Andarto B.

Phone number : +34 600 450 767

EUR4,500.00

‎González de Mendoza, Juan (1545-1618)‎

Reference : C-0812

(1585)

‎Historia de las Cosas mas notables, Ritos y Costumbres, Del gran Reyno dela China, sabidas assi por los libros delos mesmos Chinas, como por relacion de los Religiosos y otras personas que an estado en el dicho Reyno. Hecha y ordenada por el mvy R.P. Maestro Fr. Ioan Gonzalez de Mendoça dela Orden De S. Agustin, y penitenciario Appostolico a quien la Magestad Catholica embio con su real carta y otras cosas para el Rey de aquel Reyno el año. 1580. Al Illvstrissimo S. Fernando de Vega y Fonseca delconsejo de su Magestad y su presidente en el Real de las Indias.‎

‎Rarissime état préliminaire de la première édition.- // En Roma: a costa de Bartholome Grassi, 1585.- // 8º, (164x106mm.); [30] p., [2] p. blancas; 440 p.; sign.: (8-((8, A-Dd8, Ee4; gravure xylographique des armes de Francisco de Vega y Fonseca; texte imprimé en cursive romaine. À partir de la p 342: “Ytinerario del padre cvstodio fray Martin Ignacio, De la Orden del bienauenturado Sant Francisco, que paso ala China en compañia de otros religiosos de la misma Orden, y de la Provincia de S. Ioseph,por orden del Rey D.Philippe Nuestro Señor, y de la bvelta que dio por la India Oriental y otros Reynos, rodeando el Mundo...”.- // Forte reliure italienne du XVIIIe siècle recouverte en parchemin, avec pièce de titre gravée en doré et tranches dorées. Légère trace de moillure ancienne sur marge inférieure des 20 premières feuilles, y compris page de titre, et sur coin inférieur de quelques pages de la seconde moitié du livre ; petite tache sur p 79 ; marge latérale de quelques pages brunie (p 133-135 - I3-I4-, p 161-163 - L1-L2-, p 209-211 - O1-O2-) ; déchirure sur marge latérale de p 177 avec perte jusqu’au bord du texte ; petite éraflure dans marge latérale de p 248 ; impression originale défectueuse sur p 352.- // Prov. : Ex-libris imprimé du XVIIIe siècle collé sur le verso de la page de titre: «Ad simplicem usum F. Philippi a Podiomirteto Lect. Jubil. iteratò Min. Provi. ac bis Definitoris Gen. nunc spectat ad Biblioth S. Martini Verul. », et signature manuscrite du propre F. Philippi, sur recto de page blanche suivante. Apparaissent, en outre, sur la page de titre, trois cachets de tampon. Le plus ancien est un blason cardinalice recouvert de la date de 1769 manuscrite. Le cachet suivant, rond, est très postérieur, de 1870 ou de 1871, avec les sigles M.D.I.P.D.R.D.I dans la couronne et C.G à l’intérieur. Finalement, le troisième cachet de tampon, également rond, correspond à la bibliothèque du Saint Charles Borromeo Seminary, de Philadelphie, fondé en 1832. Une autre tampon de ce même établissement, sur le premier contreplat.- // Refs.: Brunet, II, 1662; Cordier, Sinica 1878, col. 3, Sinica 1904, col. 8; Palau, 105495; Salva, II, 3330; Sabin, 27775; Tavera, Biblioteca Filipina, 1199.‎


‎[Pour les commandes à livrer hors d'Espagne, s'il vous plait, voyez les conditions de vente et de livraison, type A].- // État préliminaire rarissime de la première édition de 'Historia de las Cosas mas notables, Ritos y Costumbres, del gran Reyno dela China', la première grande œuvre européenne sur la Chine, le premier livre dans lequel soient imprimés des caractères chinois en Europe et le premier livre imprimé en Europe à parler de la ville de Manille. Nous assurons que cet exemplaire correspond à un état préliminaire de la première édition pour deux ensembles de raisons. Le premier est que, pour imprimer le livre à Rome, Juan González de Mendoza sollicita une licence et un privilège papal. Sixte V récemment élu émit un motu proprio en date du 13 juin 1585 lui accordant un privilège pour la traduction de l’œuvre vers l’italien et pour son impression aussi bien en castillan qu’en italien. Dans tous les exemplaires de la première édition, le motu proprio papal couvre le recto et le verso complets de la feuille (2. Puis, sur les feuilles (3, (4 et recto de (5, apparaît la dédicace de l’auteur à Francisco de Vega y Fonseca (1529-1591), président du Conseil Royal des Indes. Et, entre cette dédicace et l’avertissement au lecteur, qui occupe les feuilles (6 y (7, sur le verso de (5 apparaît un avis de dernière heure de l’auteur avertissant «qu’à l’heure de finir d’imprimer ce livre, et n’y manquant que le motu proprio de sa Sainteté, début juillet de cette année 1585, m’arriva une lettre d’Espagne du père Fray Pedro de Rojas, visiteur de la Province de Castille… qui dit qu’était arrivée des Indes, quelques jours auparavant, une caravelle dont il eut des lettres de… par lesquelles il était informé que le Roi de Chine désirait le recevoir, lui et ceux de son Royaume, la foi Catholique et la doctrine de l’Évangile… Cette nouvelle me remplit d’un tel bonheur, que je ne voulus pas laisser passer l’opportunité de la communiquer ici à la Chrétienté… » L’information de cette annonce impliquerait le report de l’impression complète de l’œuvre au mois de juillet 1585. Face à cette séquence de préludes, il manque à l’exemplaire que nous offrons aussi bien le texte de la licence papale que celui de ce dernier avertissement au lecteur, sans vouloir dire pour autant qu’il lui manque une feuille car toutes sont présentes, avec les deux faces de la feuille (2 et le verso de la (5 en blanc. En outre, la feuille (3 est mal numérotée avec la même numération (4 que la suivante. La seule raison possible en est que l’état du premier pli de cet exemplaire est préalable à l’impression de la Licence et de l’avis de dernière heure. Un état, par conséquent, antérieur à juillet 1585. Si l’auteur avait sollicité la licence au Pape, en reprenant dans la page de titre qu’il disposait de son privilège, et avait été anxieux de diffuser les nouvelles (fallacieuses) de la conversion du « roi de Chine », il n’a pas lieu de penser qu’il aurait accédé à diffuser l’œuvre sans la licence et sans l’avertissement. De ce point de vue, l’exemplaire offre donc un état qui correspond à un moment préalable à celui de la diffusion de l’œuvre. Le second motif, qui ratifie l’hypothèse antérieure, est que la page de titre de notre exemplaire présente de claires variantes par rapport à la première édition bien connue, plus précisément : 1.- dans l’impressum seul figure «a costa de Bartholome Grassi», non suivi de la mention à l’imprimeur, «en la Stampa de Vincentio Accolti». 2.- l’écu d’armes, de Fernando de la Vega y Fonseca est plus centré sur la page de titre car la dernière ligne de texte qui, dans le reste des exemplaires figure sur l’écu d’armes, «Con vn Itinerario del nueuo Mundo», n’existe pas. Notre thèse est que, comme l’œuvre a été imprimée par Accolti et qu’elle contient l’Ytinerario del Nuevo mundo, il fallut recomposer la page de titre pour l’édition commerciale. Et dans celle-ci, il y eut un problème avec un type parce que la plupart des exemplaires offraient une mauvaise impression ou l’absence de la lettre u du mot « Agustin » dans la neuvième ligne(1). Lettre qui, toutefois, est parfaitement et nettement présente dans la page de titre de cet exemplaire, ce qui n’est possible que parce que le type n’avait encore subi aucun dommage. Pour cette raison, à notre avis, l’exemplaire que nous offrons serait l’un des rares montés avec les plis tels qu’ils étaient imprimés avant le 1er juillet 1585, avant que ne fussent ajoutées sur les plaques du premier pli la mention oubliée à l’imprimeur et l’avertissement indiquant que le volume contenait l’Ytinerario del nuevo mundo pour la page de titre , avant que ne fût corrigée l’erreur de cotation du feuillet (3, et que ne fût composé le motu proprio du Pape et le dernier avis au lecteur à imprimer dans les espaces réservés à cet effet. Sur la complétude de cet exemplaire, il convient d’ajouter qu’en outre, il contient aussi la feuille blanche qui suit l’indice, absente dans beaucoup d’autres. La seule donnée que nous sommes parvenus à obtenir ayant un rapport avec l’existence de volumes diffusés dans cet état préliminaire est qu’en 1964, la librairie newyorkaise Edward Eberstadt & sons en mit en vente un exemplaire, nous ne sommes pas parvenus à en découvrir l’endroit, pour le montant non négligeable de 3500 dollars de l’époque. Bien que, déjà depuis la page de titre, González de Mendoza proclame avoir reçu l’ordre de voyager en Chine, lui-même clarifia qu’il ne put jamais réaliser ce voyage. Début 1580, il alla au Mexique (où il était allé dans sa jeunesse, entre 1562 et 1574), avec l’intention de continuer vers les Philippines pour en partir vers la Chine, mais il ne parvint pas à le faire. Toutefois, tandis qu’il resta au Mexique, il en profita pour consulter tous les récits manuscrits des voyages aux Philippines, aux Indes Orientales et en Chine faits par des missionnaires franciscains, augustins et jésuites, qu’il put y trouver là, qui était à mi-chemin du trajet aller et retour habituel entre l’Espagne et les Philippines, Avec le récit de l’augustin Martín de Rada (1533-1578), de 1575 - que Gonzalez de Mendoza appelle Martin de Herrada(2)-, et celui des franciscains Pedro de Alfaro (?- 1580) et Agustín de Tordesillas, de 1579(3), il rédigea la seconde partie du livre. En premier lieu, il disposa une première partie pour présenter le royaume de Chine aux européens élaboré avec le contenu d’autres correspondances et des livres imprimés en Chine que Rada en avait apporté en 1575 (dont Gonzalez établit une liste dans le chapitre 18 de la première partie)(4). Et, pour compléter le livre qu’il publiait sur commande expresse du pape Gregorio XIII - décédé pendant l’impression du livre(5)-, il ajouta, en le transcrivant, l’Ytinerario où le père Martin Ignacio de Loyola (?- 1606) fit le récit de son voyage depuis Séville jusqu’en Chine et de son retour par la route portugaise de l’Inde et du Cap de Bonne Espérance. Comme le succès de l’œuvre fut extraordinaire et que dans un court délai de quelques années il en fut tiré plus de 30 éditions en castillan, en italien, en français, en anglais et en latin, les exemplaires de la première édition devinrent de plus en plus rares. Dans le monde de la bibliographie est généralement mentionné le point de référence que des caractères chinois apparaissent imprimés dans les pages 104-105, la première fois dans un atelier européen. Mais aussi la surprise pour les européens du moment de découvrir que l’imprimerie fonctionnait déjà en Chine 500 ans avant qu’elle ne commence en Europe. « … de ce qui a été dit il me semble que ce qui a été proposé dans ce chapitre sur l’ancienneté de l’artillerie de ce Royaume est clair et qu’elle y a été inventée, là où eurent lieu de même clairement les débuts de l’invention d’imprimer, chose si contraire à la première et aux effets si distincts tel que nous le voyons ». Ou comme la nouvelle qu’il laisse tomber au sujet d’un des types d’impression les plus communs en Chine au XVIe siècle: « il y avait beaucoup de librairies avec des cartes de salutations déjà imprimées dont on se munissait quand on se rendait chez quelqu’un, gardées dans un sachet placé dans les extrémités des manches » afin de les remettre en arrivant, en marque de politesse. Ou, finalement, quand, en transférant au livre dans sa nouvelle rédaction la chronique de Martin Ignacio sur le voyage du Mexique aux Philippines, en rapportant le passage par les Îles des Voleurs (les Iles Mariannes), qui devaient leur nom au pillage qu’y avait subi Magellan, il semble que González de Mendoza n’ait pas pu éviter condamner que ses habitants « pussent enseigner aux Gitans qui circulent en Europe »(6).- // (1) Par exemple, dans l’exemplaire de la Bayerische Staatsbibliothek il apparaît à peine, dans celui de la Österreichische Nationalbibliothek on ne le distingue presque pas et dans celui de la Biblioteca Nacional de España il est totalement absent (ainsi indiqué sur la fiche de son catalogue), de même que dans celui de la Biblioteca de Catalunya à Barcelone ou dans celui de la Bibliothèque nationale de France.- (2) Un manuscrit original se trouve à la Bibliothèque Nationale de France, Fond Espagnol, 325.9 (MF 13184), f. 15-30.- (3) L’original (ou une copie d’époque) se trouve dans l’ Archivo de la Real Academia de la Historia, à Madrid: fond Velázquez, tome LXXV.- (4) Tout intéressé peut collationner le contenu de l’œuvre de González de Mendoza avec les documents recueillis dans le superbe corpus documentaire compilé par une équipe de recherche de l’Universitat Pompeu Fabra de Barcelone, accessible sur https://www.upf.edu/asia/projectes/che/principal.htm, dirigé par Mme la Docteur Mª Dolors Folch Fornesa. Vous serez alors surpris de découvrir le nombre de manuscrits utilisés en son temps par González de Mendoza, tous alors au Mexique et actuellement dispersés dans de nombreuses archives de différents pays.- (5) Comme il est dit dans le motu proprio: «de mandato felicis recordationis Gregorij Papae XIII. praedecessoris nostri, ... » et déclare Gonzalez de Mendoza dans la dédicace à Francisco de la Vega.- (6) Cap, VI de l’Ytinerario, p. 364.‎

Andarto B.

Phone number : +34 600 450 767

EUR22,000.00

‎Huarte de San Juan, Juan (1529-1588)‎

Reference : C-0144

(1588)

‎Essame de gl'ingegni de gl'huomini, per apprender le scienze: Nel quale, scoprendosi la varietà delle nature, si mostra, a che professione sia atto ciascuno, & quanto profitto habbia fatto in essa: di Gio. Huarte tradotto dalla lingua spagnuola da m. Camillo Camilli. Con doi tauole, una de' capitoli, & l'altra, aggiuntaui di nuouo, delle cose più notabili.‎

‎In Cremona: appresso Christoforo Draconi, ad instanza di M. Pietro Bozzola, 1588.- // 3ª ed.- 8º, (157x108mm.); [24], 367 p.; sign.: *8, +4, A-Z8; marca tipográfica en portada; apostillas marginales; capital xilográfica al principio de cada capítulo; impreso en cursiva redonda al estilo aldino.- // Encuadernación en media piel s. XVIII, lomo con adornos dorados y tejuelo. Cantos rozados, lomo con ligeros defectos, planos rozados; pequeños puntos de moho antiguo esparcidos en primeras y últimas páginas; buen ejemplar, por lo demás muy limpio y con buenos márgenes.- // Proc.: Ex-libris ms. en portada, letra del s. XVII, “di Pietro Giov. Borro”; ex.libris estampado casi ilegible de una Biblioteca de Cerro Magiore en portada y página siguiente.- // Refs.: CCPB 000013305-X; Iriarte, p. 126; IT\ICCU\LO1E\005833.‎


‎[Pour les commandes à livrer hors d'Espagne, s'il vous plait, voyez les conditions de vente et de livraison, type A]. - // Tercera impresión italiana de la traducción de Camillo Camilli, primera fuera de Venecia‎

Andarto B.

Phone number : +34 600 450 767

EUR840.00

‎Lucano, Marco Anneo‎

Reference : C-0139

(1585)

‎Lucano poeta, y historiador antiguo: En que se tratan las guerras Pharsalicas, que tuuieron Iulio Cesar y Pompeyo. Traduzido de latin en Romance Castellano, por Martin Lasso de Oropesa‎

‎En Anvers: en casa de Pedro Bellero, 1585.- // 1ª ed.- 8º, (153x100mm.); [8], 397 p.; sign.: [calderón-calderón]8, A-Z8, Aa-Bb8 (Bb8, blanca, ausente en este ejemplar).- // Encuadernación del s. XIX en piel verde, lomo con nervios, tejuelo y nervios dorados; esquina superior y base de la portada, y punta inferior de calderón 4, restauradas; algunas páginas ligeramente remarginadas; pequeña galería que solo afectaba a las apostillas marginales de páginas 265 a 356, restaurada, todas las restauraciones aparentemente del s. XIX; ligeros subrayados antiguos en verso de calderón 5.- // Proc.: Ex-libris de Joaquín García Icazbalceta, lema "Otium sine litteris mors est" en contraplano delantero.‎


‎[Pour les commandes à livrer hors d'Espagne, s'il vous plait, voyez les conditions de vente et de livraison, type A]. - // Existe variante con el pie de imprenta "en casa de Pedro Bellero".‎

Andarto B.

Phone number : +34 600 450 767

EUR600.00

‎Luis de Granada (1504-1588); Michael ab Isselt (ca. 1535-1597)‎

Reference : C-0593

(1589)

‎Paradisvs precvm, ex R. P. F. Lvdovici Granatensis spiritvalibvs opvscvlis, aliorumque sanctorum Patrum, & Illustrium cùm veterum, tum recentium Scriptorum concinnatus Per Michaelem ab Isselt Amorfortium [Paradisus precum]‎

‎Primera edición.- // Coloniae: Apud Geruinum Calenium, & haeredes Ioannis Quentelij, MDLXXXIX [1589].- // 1ª ed.- 12º, (125x74 mm.).- [24], 602, [10] p. ; sign.: *12, A-Bb12, Cc6; portada y texto enmarcados; efigie xilográfica de Jesucristo en portada; apostillas marginales.- // Encuadernación s. XVII en plena piel; lomo cuajado con tejuelo; planos fileteados en seco; cantos dorados; cortes tintados en rojo. Conserva registro. Cofia desgastada; resto de rasgadura en el lomo; levísmas rozaduras en los cantos. Pequeñas rasgaduras (1 cm.) en borde superior de A5 y lateral de E7; pequeña falta en margen inferior de h. Cc5; anotaciones tachadas en verso blanco de última hoja.Muy buen estado.- // Proc.: Dos exlibris encolados en contraplanos delantero y trasero, 'Biblioteca SS. Redemptoris, Ad. S. M. Aux. Trudonopoli'; exlibris manuscrito al pie de la portada, 'Vandervesen'‎


‎[Pour les commandes à livrer hors d'Espagne, s'il vous plait, voyez les conditions de vente et de livraison, type A].- // Primera edición de esta exitosísima antología de oraciones de Luis de Granada, realizada al año siguiente de su muerte, por Michael ab Isselt, su traductor habitual al latín.‎

Andarto B.

Phone number : +34 600 450 767

EUR650.00

‎López de Tovar, Gregorio (1547-1636)‎

Reference : C-0099-03

(1588)

‎Index seu repertorium materiarum ac vtriusque iuris decisionum que in singulis Septem Partitarum glossis continentur: copiosissimè arque luculentissimè concinnatum, per Licenciatum Gregorium Lopez à Touar‎

‎Vallisolti: Apud Didacum Fernandez a Cordova Tipographum Regis, 1588.- [Relié avec:] Repertorio mvy copioso del texto y leyes de las siete Partidas, agora en esta ultima impression, hecho por el Licenciado don Gregorio Lopez de Touar, va por su Abecedario.- En Valladolid: En casa de Diego Fernandez de Cordoua, Impressor del Rey nuestro señor, 1588.- 2ª ed.- [suivi de:] Omnes fere titvli tam Iuris Civilis, qvam Canonici leguntur in istis septem Partitarum legibus, quod sequens tabula demonstrat, non sine magno labore aedita per Licenciatum Gregorium Lopez à Touar, ipsarum legum glossatoris nepotem, quod quantae vtilitatis necessitatisque fit omnibus vtriusque Iuris professoribus clarissime patet.- Vallisolti: Apud Didacum Fernandez a Cordova Tipographi Regis, 1588.- // 3 obras encuadernadas juntas, Gran folio (371x275mm.); 1ª obra "Repertorio...":[62] f., sign.: A-I6, K8; gran xilografía del escudo imperial de Carlos I en portada.- 2ª obra "Omnes fere...": [8] f.; sign.: A8; gran xilografía del escudo imperial de Carlos I en portada.- 3ª obra "Index seu...": [231] h.; sign.: A-Pp6, Qq4 [falto de Qq4 blanca]; gran xilografía del escudo imperial de Carlos I en portada (que muestra que la madera de la talla se había abierto en vertical).- // Cubiertas de pergamino de época rotuladas 'Repertorio' en el lomo, que quedaron grandes después de dejarse el volumen con los cortes como los tiene. Margen lateral de portada con rasgaduras; grosero recorte del margen de la portada del tercer índice respetando la xilografía. Presencia de oxidaciones; algunos folios oscurecidos por acidificación, especialmente los pliegos de C y C2, y de G3 y Ggg4. Tres pequeñas galerías marginales: una en zona baja del margen interior junto al lomo, en la primera mitad de la obra; otra en el margen inferior junto al corte, de M a R del tercer índice, que afecta a algún carácter de las dos últimas líneas; y otra en la punta inferior interior de R a Z, también del tercer índice. Una mancha en el margen lateral de A2 del primer índice. Sin sellos, anotaciones ni subrayados.- // Proc.: Ex-libris ms. en portada.‎


‎Las dos primeras ediciones de 'Las Siete partidas...' glosadas por Gregorio López (1496-1560) fueron impresas en Salamanca, 1555 y 1565, por Andrea de Portonaris, acompañadas de unos índices muy escuetos. Gregorio López murió en 1560 y, cuando su hijo Domingo se dipuso a reimprimir la obra, el nieto del glosador, Gregorio López de Tovar, elaboró un ‘repertorio’ de términos para remitir más fácilmente a las leyes de partida pertinentes, articulándolo en tres índices: uno, enorme, en latín, extrayendo todas las materias tratadas (y en qué sentido) en las leyes y en las glosas; un resumen de este, pero en romance, para facilitar la primera aproximación, y otro, de los titulos de las leyes, desglosado en cuatro partes (no por este orden) con el índice de titulos aparecido en ediciones anteriores, el índice de nuevas entradas a añadir a ese, un índice conjunto de los dos anteriores con sus voces intercaladas y, finalmente, otro de los titulos de las leyes del derecho canónico a las que se adecuaban las leyes de las 'Partidas'. Cuando la imprenta de los Portonaris desapareció de Salamanca, López de Tovar, consciente de las ventajas (materiales y públicas) que le reportaba que el texto fijado y glosado por su abuelo de las ‘Partidas’, que eran la legislación en vigor en lo civil, fuera el ‘oficial’ -así lo estableció una cédula de 1555 que se mantuvo vigente hasta el siglo XIX, cuando se transfirió a la edición realizada por la Academia de la Historia-, López de Tovar, decíamos, hizo publicar esta edición, copia página a página de la anterior, pero en Valladolid, en el tipógrafo real de la ciudad donde el nieto ejercía de fiscal en la Real Chancillería. A partir de 1598, después de que López de Tovar promocionase a oidor en la Audiencia de Galicia, las siete partidas pasaron a imprimirse en Madrid y, tras su muerte, en diferentes imprentas de la península.‎

Andarto B.

Phone number : +34 600 450 767

EUR850.00

‎López de Tovar, Gregorio (1547-1636)‎

Reference : C-0099-02

(1588)

‎Omnes fere titvli tam Iuris Civilis, qvam Canonici leguntur in istis septem Partitarum legibus, quod sequens tabula demonstrat, non sine magno labore aedita per Licenciatum Gregorium Lopez à Touar, ipsarum legum glossatoris nepotem, quod quantae vtilitatis necessitatisque fit omnibus vtriusque Iuris professoribus clarissime patet.- ‎

‎Vallisolti: Apud Didacum Fernandez a Cordova Tipographi Regis, 1588.- //[Relié avec:] Repertorio mvy copioso del texto y leyes de las siete Partidas, agora en esta ultima impression, hecho por el Licenciado don Gregorio Lopez de Touar, va por su Abecedario.- En Valladolid: En casa de Diego Fernandez de Cordoua, Impressor del Rey nuestro señor, 1588.- 2ª ed.-[Suivi de:] Index seu repertorium materiarum ac vtriusque iuris decisionum que in singulis Septem Partitarum glossis continentur: copiosissimè arque luculentissimè concinnatum, per Licenciatum Gregorium Lopez à Touar.- Vallisolti: Apud Didacum Fernandez a Cordova Tipographum Regis, 1588.- // 3 obras encuadernadas juntas, Gran folio (371x275mm.); 1ª obra "Repertorio...":[62] f., sign.: A-I6, K8; gran xilografía del escudo imperial de Carlos I en portada.- 2ª obra "Omnes fere...": [8] f.; sign.: A8; gran xilografía del escudo imperial de Carlos I en portada.- 3ª obra "Index seu...": [231] h.; sign.: A-Pp6, Qq4 [falto de Qq4 blanca]; gran xilografía del escudo imperial de Carlos I en portada (que muestra que la madera de la talla se había abierto en vertical).- // Cubiertas de pergamino de época rotuladas 'Repertorio' en el lomo, que quedaron grandes después de dejarse el volumen con los cortes como los tiene. Margen lateral de portada con rasgaduras; grosero recorte del margen de la portada del tercer índice respetando la xilografía. Presencia de oxidaciones; algunos folios oscurecidos por acidificación, especialmente los pliegos de C y C2, y de G3 y Ggg4. Tres pequeñas galerías marginales: una en zona baja del margen interior junto al lomo, en la primera mitad de la obra; otra en el margen inferior junto al corte, de M a R del tercer índice, que afecta a algún carácter de las dos últimas líneas; y otra en la punta inferior interior de R a Z, también del tercer índice. Una mancha en el margen lateral de A2 del primer índice. Sin sellos, anotaciones ni subrayados.- // Proc.: Ex-libris ms. en portada.‎


‎Las dos primeras ediciones de 'Las Siete partidas...' glosadas por Gregorio López (1496-1560) fueron impresas en Salamanca, 1555 y 1565, por Andrea de Portonaris, acompañadas de unos índices muy escuetos. Gregorio López murió en 1560 y, cuando su hijo Domingo se dipuso a reimprimir la obra, el nieto del glosador, Gregorio López de Tovar, elaboró un ‘repertorio’ de términos para remitir más fácilmente a las leyes de partida pertinentes, articulándolo en tres índices: uno, enorme, en latín, extrayendo todas las materias tratadas (y en qué sentido) en las leyes y en las glosas; un resumen de este, pero en romance, para facilitar la primera aproximación, y otro, de los titulos de las leyes, desglosado en cuatro partes (no por este orden) con el índice de titulos aparecido en ediciones anteriores, el índice de nuevas entradas a añadir a ese, un índice conjunto de los dos anteriores con sus voces intercaladas y, finalmente, otro de los titulos de las leyes del derecho canónico a las que se adecuaban las leyes de las 'Partidas'. Cuando la imprenta de los Portonaris desapareció de Salamanca, López de Tovar, consciente de las ventajas (materiales y públicas) que le reportaba que el texto fijado y glosado por su abuelo de las ‘Partidas’, que eran la legislación en vigor en lo civil, fuera el ‘oficial’ -así lo estableció una cédula de 1555 que se mantuvo vigente hasta el siglo XIX, cuando se transfirió a la edición realizada por la Academia de la Historia-, López de Tovar, decíamos, hizo publicar esta edición, copia página a página de la anterior, pero en Valladolid, en el tipógrafo real de la ciudad donde el nieto ejercía de fiscal en la Real Chancillería. A partir de 1598, después de que López de Tovar promocionase a oidor en la Audiencia de Galicia, las siete partidas pasaron a imprimirse en Madrid y, tras su muerte, en diferentes imprentas de la península.‎

Andarto B.

Phone number : +34 600 450 767

EUR850.00

‎López de Tovar, Gregorio (1547-1636)‎

Reference : C-0099

(1588)

‎Repertorio mvy copioso del texto y leyes de las siete Partidas, agora en esta ultima impression, hecho por el Licenciado don Gregorio Lopez de Touar, va por su Abecedario.‎

‎En Valladolid: En casa de Diego Fernandez de Cordoua, Impressor del Rey nuestro señor, 1588.- 2ª ed.- // [Relié avec:] Omnes fere titvli tam Iuris Civilis, qvam Canonici leguntur in istis septem Partitarum legibus, quod sequens tabula demonstrat, non sine magno labore aedita per Licenciatum Gregorium Lopez à Touar, ipsarum legum glossatoris nepotem, quod quantae vtilitatis necessitatisque fit omnibus vtriusque Iuris professoribus clarissime patet.- Vallisolti: Apud Didacum Fernandez a Cordova Tipographi Regis, 1588.-[Suivi de:] Index seu repertorium materiarum ac vtriusque iuris decisionum que in singulis Septem Partitarum glossis continentur: copiosissimè arque luculentissimè concinnatum, per Licenciatum Gregorium Lopez à Touar.- Vallisolti: Apud Didacum Fernandez a Cordova Tipographum Regis, 1588.- // 3 obras encuadernadas juntas, Gran folio (371x275mm.); 1ª obra "Repertorio...":[62] f., sign.: A-I6, K8; gran xilografía del escudo imperial de Carlos I en portada.- 2ª obra "Omnes fere...": [8] f.; sign.: A8; gran xilografía del escudo imperial de Carlos I en portada.- 3ª obra "Index seu...": [231] h.; sign.: A-Pp6, Qq4 [falto de Qq4 blanca]; gran xilografía del escudo imperial de Carlos I en portada (que muestra que la madera de la talla se había abierto en vertical).- // Cubiertas de pergamino de época rotuladas 'Repertorio' en el lomo, que quedaron grandes después de dejarse el volumen con los cortes como los tiene. Margen lateral de portada con rasgaduras; grosero recorte del margen de la portada del tercer índice respetando la xilografía. Presencia de oxidaciones; algunos folios oscurecidos por acidificación, especialmente los pliegos de C y C2, y de G3 y Ggg4. Tres pequeñas galerías marginales: una en zona baja del margen interior junto al lomo, en la primera mitad de la obra; otra en el margen inferior junto al corte, de M a R del tercer índice, que afecta a algún carácter de las dos últimas líneas; y otra en la punta inferior interior de R a Z, también del tercer índice. Una mancha en el margen lateral de A2 del primer índice. Sin sellos, anotaciones ni subrayados.- // Proc.: Ex-libris ms. en portada.‎


‎[Pour les commandes à livrer hors d'Espagne, s'il vous plait, voyez les conditions de vente et de livraison, type B].- // Las dos primeras ediciones de 'Las Siete partidas...' glosadas por Gregorio López (1496-1560) fueron impresas en Salamanca, 1555 y 1565, por Andrea de Portonaris, acompañadas de unos índices muy escuetos. Gregorio López murió en 1560 y, cuando su hijo Domingo se dipuso a reimprimir la obra, el nieto del glosador, Gregorio López de Tovar, elaboró un ‘repertorio’ de términos para remitir más fácilmente a las leyes de partida pertinentes, articulándolo en tres índices: uno, enorme, en latín, extrayendo todas las materias tratadas (y en qué sentido) en las leyes y en las glosas; un resumen de este, pero en romance, para facilitar la primera aproximación, y otro, de los titulos de las leyes, desglosado en cuatro partes (no por este orden) con el índice de titulos aparecido en ediciones anteriores, el índice de nuevas entradas a añadir a ese, un índice conjunto de los dos anteriores con sus voces intercaladas y, finalmente, otro de los titulos de las leyes del derecho canónico a las que se adecuaban las leyes de las 'Partidas'. Cuando la imprenta de los Portonaris desapareció de Salamanca, López de Tovar, consciente de las ventajas (materiales y públicas) que le reportaba que el texto fijado y glosado por su abuelo de las ‘Partidas’, que eran la legislación en vigor en lo civil, fuera el ‘oficial’ -así lo estableció una cédula de 1555 que se mantuvo vigente hasta el siglo XIX, cuando se transfirió a la edición realizada por la Academia de la Historia-, López de Tovar, decíamos, hizo publicar esta edición, copia página a página de la anterior, pero en Valladolid, en el tipógrafo real de la ciudad donde el nieto ejercía de fiscal en la Real Chancillería. A partir de 1598, después de que López de Tovar promocionase a oidor en la Audiencia de Galicia, las siete partidas pasaron a imprimirse en Madrid y, tras su muerte, en diferentes imprentas de la península.‎

Andarto B.

Phone number : +34 600 450 767

EUR850.00

‎Maler, Joerg [Georg Pictorius] (ca. 1500-1569)‎

Reference : C-0583

(1563)

‎De illorum daemonum qui sub lunari collimitio versantur, ortu, nominibus, officiis, illusionibus, potestate, vaticiniis, miraculis, & quibus mediis in fugam compellantur, Isagoge, per Villinganum, Doctorem Medicum, & apud Caesaream curiam Enfishemii superioris Alsatiae archiatrum, nuperrime in unum collecta. Quivus accedit de speciebus magiae ceremonialis, quam Goëtiam uocant, epitome, eodem, Pictorio collectore. Et an sagae, vel mulieres quas expiatrices nominamus, ignis mulcta sint dammandae, resolutio. Cum rerum & verborum copioso Indice‎

‎Basileae: [s.n.], 1563 [Colofón: Basileae, per Henricvm Petri, Anno MDLXIII Mense Martio].- // 1ª ed.- 8º; (150x90 mm.).- 80, [8] p.; sign.: A-D8, E-E12; iniciales xilografiadas; cuatro grabados xilográficos en el texto; texto en cursiva; apostillas marginales.- // Encuadernación del s. XVIII en cartón forrado de papel de aguas; lomo con tejuelo en piel. Rastro de humedad en el margen inferior y uno muy leve en el superior; corto de márgen lateral afectando a las apostillas y a uno de los grabados. Sin sellos, firmas, anotaciones ni subrayados.- // Proc.: Sin datos.- // Refs.: Graesse, Magica, p. 14; Thorndike, History, VI, p. 400; Zedler, XXVIII, p. 71-72.‎


‎[Pour les commandes à livrer hors d'Espagne, s'il vous plait, voyez les conditions de vente et de livraison, type A].- // Célebre tratado sobre los demonios sublunares y los ceremoniales de magia (‘que llaman Goecia’) que, concluyendo con una llamada a la necesidad de quemar a las brujas, eclipsó el resto de las obras escritas por su autor, Joerg Maler, médico principal del emperador Maximiliano II en la sede de Alsacia, conocido como Pictorius. En la primera edición de esta obra, a la que corresponde el ejemplar que ofrecemos, parte de los ejemplares se imprimieron con una errata en portada, figurando el año de 1562 en lugar del de 1563, si bien todos finalizan con el mismo colofón de marzo de 1563.En su primera parte recoge, en forma de diálogo, un examen de los diferentes tipos de demonios ‘sublunares’ (existentes en la Tierra) que acompañan a los hombres y enturbian su comportamiento, examinando cuál era su naturaleza física y ofreciendo algunos remedios contra sus influencias. La segunda parte repasa las diferentes clases de ceremoniales mágicos, cerrándose con un breve texto sobre las brujas. De los ceremoniales mágicos relata qué pueblos o culturas los empleaban y cómo los ponían en práctica, abarcando desde la Nigromancia a la Axiomancia, pasando entre otras por la Piromancia o la Ictiomancia, acudiendo en cuatro ocasiones (p. 60, 64, 69 y 76) a ilustraciones xilográficas aclaratorias de las que la primera representa el disco lulliano para la realización de pronósticos, la segunda el cedazo empleado (y el modo de sujetarlo) en las adivinaciones por coscinosmancia, la tercera ofrece la imagen de un signáculo y la cuarta un diagrama de escritura del ‘abracadabra’ sanador de los gnósticos. En el breve texto final argumenta que las brujas deben ser llevadas a la hoguera, no ya por herejes y por su trato carnal con el diablo, sino porque si no se incrementaría su número y todo el mundo acabaría expuesto a sus encantamientos.Hay quienes señalan(1) que esta Isagoge (Introducción) a los demonios sublunares forma parte de otra obra suya, el ΠΑΝΤΟΠΏΛΙΟΝ (Pantopólion -galería, muestrario-), porque así consta en la portada de este: Pantopolion, continens omnium ferme quadrupedum... naturas... Una cum eiusdem de apibus... methodo... Praeterea De Daemonum qui sub Lunari... Isagoge... Quibus accedit eiusdem .... magiae ceremonialis (Pantopólion de la naturaleza de casi todos los animales cuadrúpedos... Junto a un método ... de las abejas, Y, además, una introducción a los demonios ... del mundo sublunar ... A la que se añade ... ceremoniales de magia)(2).Las evidencias tipográficas, sin embargo, indican que se imprimieron por separado. Primero este ‘De materia daemonium Isagoge’ y después el Pantopolion, y que, con la impresión de este último, se tomó la decisión de difundirlo acompañado del primero. Así se desprendería de que el tratado de los demonios sublunares posee portada, dedicatoria, elenco de autores citados, índice y colofón propios, y paginación y signaturas separadas. De que, por su parte, el Pantopólion propiamente dicho, aun formado internamente por dos partes diferenciadas, estas se desarrollan con paginación corrida y termina con su propio y extenso índice culminado en su propio colofón. Y, finalmente, de que la dedicatoria del tratado de demonología a Joachim Zafio, prepósito de la abadía cisterciense de Oelenberg, está fechada el 6 de febrero de 1562, mientras que la del Pantopolion, ofrecido a Georg, abad del monasterio cisterciense de Salem, está fechada medio año más tarde, el 7 de octubre. Lo que a su vez facilitaría que, como se ha señalado, aun llevando todos los ejemplares del tratado de demonología colofón de marzo de 1863, hubiesen podido imprimirse algunas portadas con la fecha de 1562 si es que esta diferencia no fue, directamente, una errata.- // (1) Siguiendo a Lynn Thorndike, en su extraordinaria A History of Magic and Experimental Science.- New York: Mac Millan; Columbia University Press, 1923-1958, 8 v., vol 6, p. 399-406.- (2) El título completo es Pantopolion, continens omnium ferme quadrupedum, avium, piscium, serpentum, radicum, herbarum, seminum, fructuum, aromatum, metallorum, & gemmmarum naturas, carmine Elegiaco per D. Georgium Pictorium Villinganum, conscriptum. Una cum eiusdem de apibus, cera, melle, & aliis quae ex istis conficiuntur, brevissima methodo, ex optimis authoribus collecta. Praeterea De Daemonum, qui sub Lunari collimitio versantur, ortu, nominibus, officiis, illusionibus, potestate, vaticiniis, miraculis, & quibus mediis in fugam compellantur, Isagoge, eodem authore: Quibus accedit eiusdem de specibus magiae ceremonialis, quam Goemtiam vocant, Epitome, Et An Sagae, vel mulieres quas expiatrices nominamus, cremari debeant, resolutio.‎

Andarto B.

Phone number : +34 600 450 767

EUR1,900.00

‎Malespini, Ricordano (1220 circa – 1290 circa)‎

Reference : C-0388

(1568)

‎Historia antica di Ricordano Malespini Gentil'huomo Fiorentino. Dall'edificazione di Fiorenza per insino all'anno MCCLXXXI [1281]. Con l'aggiunta di Giachetto Svo Nipote Dal detto anno per insino al 1286. Nvovamente Posta In Lvce.‎

‎In Fiorenza: Nella stamperia de i Giunti, MDLXVIII [1568] [Colofón: In Fiorenza: Appresso i Giunti, 1568].- // 1ª ed.- 4°, (230x160mm.).- [16], 173 [i.e. 175], [17] p.; sign.: *- **4, A-Z4, Aa4;errores de paginación de p. 122 y 123, numeradas como 124 y 121, y p. 126 y 127 como 128 y 125; numeración 159 y 160, repetida; escudo de Florencia xilografiado en portada, y marca tipográfica de Filippo Giunta, il Giovane, en el colofón; bellas iniciales xilografiadas.- // Encuadernación en pergamino sobre cartón; título y año rotulados en el lomo. Portada con faltas en los márgenes y punta inferior remarginada; faltas en el margen exterior del primer cuadernillo y en el margen superior del colofón; restos de humedad en márgenes superior e inferior del volumen; algunos puntos de oxidación.- // Proc.: Exlibris manuscrito tachado en portada: '‘De’ libri di Gio: Camillo Palma Dottor Teologo; Exlibris 'Franz Pollack Parnau', encolado en contraplano delantero.- // Refs.: EDIT16, CNCE 28306; Haym, I, 141.1; Petras, p. 248‎


‎[Pour les commandes à livrer hors d'Espagne, s'il vous plait, voyez les conditions de vente et de livraison, type A].- // Aunque no hemos localizado que haya sido advertido, de esta edición existen al menos dos estados, según el escudo de portada: el de Florencia, como este, o el de los Medici.‎

Andarto B.

Phone number : +34 600 450 767

EUR490.00

‎Mensa philosophica‎

Reference : C-0459

(1510)

‎Mensa philosophica Optime custos valitudinis studiosis Juvenibus apparata, non minus s[entent]iarum gravitate conducibilis; quam facetiarum enarrationes delectabilis.‎

‎[Paris]: Jehan Frellon, n.d. [ca.1510].- // 8º (132x87mm.); 50, [2] h.; sign.: A-F8, G4; types gothiques a 41 lignes; f. 39 numeroté 29.- // Reliure moderne en parchemin (XXe siècle), dont le dos porte une inscription ; coupures de catalogues de librairies avec références du livre collées sur contre-plat avant ; petite foliotation nette en nombres ordinaux manuscrite sur coin inférieur du feuillet du début de chaque cahier.- // Proc.: Ex-libris manuscrite sur page de titre, Caroli Maimbourg, canonicj Tulensis [Charles Maimbourg, fils de Nicholas Maimbourg, seigneur de Housseville, mourut en 1625. Érudit et bibliophile, il fut pronotaire apostolique, chanoine de la cathédrale de Toul et chapelain de la chapelle Notre Dame des Lamentations dans l’Église collégiale de Saint George à Nancy].- // Réfs.: Adams, 1154; Rauner, 18.‎


‎[Pour les commandes à livrer hors d'Espagne, s'il vous plait, voyez les conditions de vente et de livraison, type A].- // Post-incunable gothique parisien rare, imprimé par Jehan Frellon, de la célèbre œuvre gastronomique Mensa philosophica. Ayant été attribuée autrefois de temps à autre à Teobaldus Anguilbertus(1) et parfois à Michael Scott(2), ceci se répétant encore généralement aujourd’hui dans des catalogues de bibliothèques. Toutefois, les deux attributions doivent être considérées comme erronées à partir de l’étude de Goswin Franken qui, en 1927, en s’en tenant à la généalogie du contenu et des textes qui y étaient reproduits, a situé l’origine de cette œuvre dans un lieu de Centre-Europe(3). Ce qui, en outre, est plus cohérent avec le fait que la plupart des éditions, y compris les premiers incunables, furent imprimés dans des localités de l’actuelle Allemagne. L’œuvre, divisée en quatre parties, porte sur l’alimentation. Dans la première y sont abordées les habitudes alimentaires, les heures adéquates pour prendre les repas et l’ordre d’apparition des aliments lors de ceux-ci, tout en parlant d’eux : pain, vin, viandes, volailles, lait, légumes verts… Des questions qui sont reprises dans la troisième partie, en les abordant à cette occasion d’un point de vue médical diététique, en égrenant les vertus et les dangers pour la santé de 13 classes différentes de repas (englobant les différents aliments dans chacune de ces classes). La seconde partie, par contre, porte sur les types de personnes que l’on peut trouver à différentes catégories de tables, en enseignant les normes sociales adéquates de chacune d’entre elles. La quatrième, enfin, offre une anthologie de proverbes, de blagues et dictons pour faciliter la conversation pendant le repas et l’après-repas. La manière de combiner ces matières fait que le texte soit interprété comme une brève encyclopédie de l’alimentation tendant à la formation « scientifique » et en même temps « sociale » des lecteurs, tout en développant leur corps et leur esprit et, pour cette raison, assimilée à d’autres textes tels que la Summa recreatorum ou le Responsorium curiosorum, puisant aux mêmes sources. Ce sont des œuvres d’un modèle complètement différent à celui des recueils érudits d’anciens savoirs tels que les régimes de la santé ou les matières médicinales car, bien qu’en y incorporant beaucoup de leurs contenus et recettes, il les réunit, les présente et les complète de manière à s’orienter non vers la transmission du savoir scientifique, mais dans sa mise à profit par les personnes. Origine géographique et esprit éditorial proches donc, au 'Jardin de la santé' que nous avons commenté dans notre fiche C-0594.(4). Publié à l’origine peu après 1470, ce best-seller renaissance des traités gastronomiques, si rare à trouver dans le commerce de nos jours, continua à l’être jusqu’à la moitié du XVIe siècle et fut commenté, de nouveau, à plusieurs reprises, au début du XVIIe. L’édition que nous offrons, imprimée par Jean Frellon, est exempte de toute mention à une date d’impression. Comme lors de différentes occasions, Frellon en fit des coimpressions avec Jehan Petit, François Regnault ou avec les deux à la fois, tout portant à penser qu’il s’agit d’un de ces cas. En effet, les trois imprimeurs disposaient de marques typographiques des mêmes dimensions et ceci faisait que la page de titre apparaisse avec la marque typographique correspondante, dans les volumes imprimés pour chacun. Plus encore, Frellon élabora la sienne en imitant celle de Jehan Petit, en changeant les lions juchés sur l’arbre qui apparaissaient dans celle de Jehan Petit pour deux renards et deux abeilles(5). Si nous examinons les éditions de la 'Mensa philosophica' imprimées avec les marques de Jehan Petit ou de Regnault, dans le cas où cet exemplaire pourrait correspondre à certaines d’entre elles, nous trouvons des éditions de Petit en 1508, 1512 et 1517 et de Regnault, en 1509 et 1512. En ce qui concerne les éditions de Petit, dans celle de 1508, que cite Vicaire(6), l’épître d’Anguilberto n’apparaît pas au verso de la page de titre, comme dans le cas de notre exemplaire, sinon à la fin ; celle de 1512 est imprimée en caractères différents(7) et celle de 1517 a davantage de lignes par page que la nôtre. En ce qui concerne celles de Regnault, toutes deux sont imprimées en caractères différents(8). Ceux qui se sont le plus efforcés à établir la séquence des éditions de la Mensa philosophica, Rauner y Wachinger(9), la datent de 1515, sûrement sur les pas d’Adams(10), et indiquent qu’il y en a des exemplaires à la British Library et à la Düsseldorf Universitätsbibliothek. Ils en signalent également un exemplaire à l’Université de Cambridge (que commentait Adams) et un autre dans la Zentral Bibliothek de Zurich, mais dans les catalogues de ces deux institutions nous ne parvenons pas à trouver leur fiche. Pour notre part, nous pouvons seulement ajouter l’existence d’un exemplaire à la National Library of Scotland et un autre, incomplet, dans le séminaire de Mondoñedo (Lugo, Galice, Espagne). Quoiqu’il en soit, nous pensons que l’attribu-tion que fit Adams à 1515 en se basant sur la marque typographique est erronée, car Frellon avait commencé à en user en 1505 ou auparavant et cessa de le faire vers 1514(11), date à partir de laquelle, avant de déménager pour Lyon, il n’en utilise plus qu’une autre dont il usait simultanément depuis 1510, dans laquelle, au centre, au lieu d’un arbre derrière le blason, apparaît Saint Jean Baptiste tenant l’agneau dans ses bras(12). Pour pouvoir préciser la date avec plus d’exactitude, il serait nécessaire de localiser d’autres sources ou une autre impression datée et imprimée avec le même jeu de types, mais nous n’y sommes pas parvenus; néanmoins le fait que Petit et Regnault eussent imprimé la Mensa Philosophica en 1508 et en 1509, respectivement, nous suggère que l’impression de Frellon avoisinerait aussi ces dates.- // (1) L’attribution à Teobaldo Anguilberto procédait de l’épître qui apparaît dans les éditions parisiennes de la 'Mensa'.- (2) L’attribution à Michael Scott (XIIIe siècle), premier traducteur au latin de 'Histoire des animaux d’Aristote' (à Tolède, depuis une version en arabe), est due à ce que le premier livre de la 'Mensa philosophica' commence par une référence à ce que dit Scott sur un texte des 'Saturnales' de Macrobe.- (3) Goswin Frenken: Die älteste Schwanksammlung des Mittelalters (Die Mensa philosophica eines Kölner Dominikaners), 'Jahrbuch des Kölnischen Geschichtsvereins', 8-9 (1927): 105-121.- (4) Voir les attrayantes études de Arthur Sanders Way: The Science of Dining, Mensa Philosophica: A Medieval Treatise on the Hygiene of the Table and the Laws of Health.- London: MacMillan 1936, et celle, beaucoup plus récente, de Iolanda Ventura: “Quaestiones and Encyclopedias”, dans Alasdair A. MacDonald, Michael W. Twomey (eds.): Schooling and Society: The Ordering and Reordering of Knowledge in the Western Middle Ages.- Leuven: Peeters Publishers, 2004, p. 23-42, p. 34-36 pour la Mensa philosophica.- (5) Philippe Renouard: Les marques typographiques parisiennes des XVe et XVIe siècles.- Paris: H. Champion, 1926-1928, ref 331.- (6) Georges Vicaire: Bibliographie gastronomique, Paris, P. Rouquette et fils, 1898, col . 777-780.- (7) En colophon, il met l’année 1500, mais les études la repoussent à 1512. Collationné avec l’exemplaire de la Bayerische Staatsbibliothek.- (8) Collationné avec l’exemplaire de la Bayerische Staatsbibliothek.- (9) Erwin Rauner et Burghart Wachinger: Mensa philosophica: Faksimile und Kommentar.- Tübingen: Niemeyer, 1995, p. 175.- (10) Adams, H. M.: Catalogue of books printed on the continent of Europe, 1501-1600, in Cambridge libraries.- Cambridge University Press, 1976, 2 v., ref 1154.- (11) L’oeuvrage imprimè en 1505, 'Serpens antiquus septem peccatis criminalibus'; celui de 1514, 'Divinarum sententiarum'.- (12) La marque est celle recueillie chez Renouard, 332, pour une œuvre de 1512, mais Frellon en usa au moins depuis les commentaires 'In prouerbia par Salomonis' de 1510.‎

Andarto B.

Phone number : +34 600 450 767

EUR4,500.00

‎Mexia, Pedro (1497-1551); Mambrino Roseo (ca. 1500-1581)‎

Reference : C-0582

(1558)

‎La selua di varia lettione di Pietro Messia sivigliano, colla giunta della quarta parte del medesimo auttore, tradotta in lingua italiana da m. Mambrino Roseo da Fabriano, et colla quinta parte, composta da esso traduttore.‎

‎[Colofón:] In Vinegia: per Michele Tramezino, MDLVIII [1558].- // 8º, (137x92 mm.).- [12], 312, 411 [i.e. 141], [1], 80 h.; sign.: *8, B4, a-qq8, A-R8, S5, AK8; xilografía con la imagen de la Sibila en portada; capital xilografiada en inicio de la cuarta parte y del texto de Roseo.- // Encuadernación de época en pergamino a la romana, un poco abierta en pie y cabeza; cortes tintados. Galerías suturadas en margen lateral de p. 169-227 e inferior de 224-254 sin afectar, y en el inferior en p. 266-300 afectando levemente al texto en alguna de las hojas. Algunas páginas con manchas leves.- // Proc.: Sin datos.- // Refs.: IT\ICCU\BVEE\005655‎


‎[Pour les commandes à livrer hors d'Espagne, s'il vous plait, voyez les conditions de vente et de livraison, type A].- // Primera edición completa de la traducción italiana que Mambrino Roseo hizo de los 4 libros de la ‘Silva de varia lección’ de Pedro Mexia. Roseo también tradujo las obras de Antonio de Guevara y la ‘Agricultura’ de Herrera, así como el ‘Amadís’, el ‘Palmerín’ y otros libros de caballería. Michele Tramezzino, editor veneciano habitual de Roseo, que había publicado por primera vez su traducción de los tres libros originales de la ‘Silva de varia lección’ en 1544, siguió haciéndolo ininterrumpidamente hasta 1558, aunque, con el tiempo, lo hizo con variaciones. Así, en la edición de 1555, aparecía incluida una cuarta parte compuesta de 14 capítulos que, aunque atribuidas en portada a Mexía, eran de la mano del propio Roseo. En la siguiente, de 1557, se añadió una quinta parte compuesta de dos libros, que eran también obra de Roseo, aunque esta vez se manifestaba con claridad: ‘I duo libri della selua di varia lettione. Di Mambrino Roseo da Fabriano. Nuouamente aggiunti à i tre di Pietro Messia’.Finalmente, en la última de las ediciones tramezzinas, esta que ofrecemos, de 1558, apareció traducido por fin el verdadero cuarto libro de Mexía (cuyo original había publicado Mexia en castellano por primera vez en 1551), pero de nuevo añadiéndole los 14 capitulos previamente inventados como cuarta parte en 1555 y la quinta parte inventada aparecida en 1557. Teniendo en cuenta que la obra de Mexía era ya una reescritura de historias, anécdotas, cómos y porqués tomadas de autores clásicos (Gelio, Macrobio, Valerio Máximo, Ateneo, Plinio el viejo...), no puede sorprender que sus editores y traductores, a la vista del éxito del texto de Mexía, fuesen añadiendo nuevas historias tomadas de nuevo en su mayoría de autores clásicos. Lo hizo Roseo y lo haría años más tarde, de un modo todavía más exagerado, sin salir de Italia, Francesco Sansovino. Todo ello, por cierto, sin menoscabar el espíritu de la propia ‘Silva’, ya que el porpio Mexía había indicado cómo, “preciándome tanto de la lengua que aprendí de mis padres, como de la que me mostraron preceptores, quise dar estas vigilias a los que no entienden de libros latinos, y ellos principalmente quiero que me agradezcan este trabajo, pues son los más y los que más necesidad y deseo suelen tener de saber estas cosas”. De modo que habría que reconocer que lo consiguió y que siguieron su ejemplo. Sin embargo, esta edición de 1558, primera de Tramezzino en ofrecer en italiano los cuatro libros enteros de la ‘Silva’ de Mexía, que contiene también los enseñanzas y anécdotas cosecha de Roseo -los últimos 14 capítulos de la cuarta parte y la quinta parte entera- no fue la primera en italiano. Unos meses antes el impresor Ziletti había publicado otra que ya contenía el proemio y el cuarto libro, aunque para ello había fusilado parcialmente la traducción de Roseo de los tres primeros libros. Quien sabe si en venganza, Tramezzino fusiló a su vez la traducción del cuarto libro publicada por Ziletti para incorporarla a esta suya de 1558. Sobre la suerte de estas y otras traducciones italianas de Mexia puede leerse el entuasiasta artículo de Anna Bognolo: «Nel labirinto della Selva. La traduzione italiana della Silva de varia lección di Mambrino Roseo da Fabriano », en l prisma di Proteo. Riscritture, ricodificazioni, traduzioni fra Italia e Spagna (sec. XVI-XVIII),Trento, Università, 2012, p. 257-306.‎

Andarto B.

Phone number : +34 600 450 767

EUR600.00

‎Mizauld, Antoine (1510-1598)‎

Reference : C-0364

(1547)

‎Le mirouer du temps, autrement dict, Ephemerides perpetuelles de l'Air: par lesquelles font touts les iours donnez urais signes de touts changements de temps, seulement par choses qui a touts apparoissent au Ciel, en l'Air, sur Terre, & en l'Eaue. Le tout par petits aphorismes, & breues sentences diligemment compris. Oultre ce, aduertissement tresutile en forme de prologue, sur les presages, & signes donnez par les animaux, touchant les mutations de l'Air: auecques breue instruction pour tost & seurement pouoir iuger d'un chascun changement de temps, aussi bien le iour que la nuict, soit aux champs, ou a la uille, en toutes saisons, & pais.‎

‎A Paris: De l'imprimerie de Regnauld Chaudiere, & Claude son filz, 1547.- // 1ª ed. en francés.- 8º, (167x102mm.).- 94, [6] h.; sign.: A-M8, N4; marca tipográfica de Chaudiere en portada, heredada de Estienne y Colines, lema 'Tempus. Hanc aciem sola retundit virtus'.- // Encuadernación romántica s. XIX en piel; lomo con nervios, tejuelo y fecha grabados en dorado; planos con orlas gofradas de filetes y adornos florales; contracantos dorados a rueda; seis guardas delante y detrás. Charnelas levemente frotadas. Magnífico ejemplar, completamente limpio sin más manchas, anotaciones, marcas ni subrayados, que un par de discretísimas llamadas de atención.- // Proc.: Exlibris armorial encolado en contraplano delantero, grabado por Ad. Noel, de la biblioteca Merry de Bellegarde.- // Refs.: Brunet, III, 1778; Caillet, 7614; Cantamessa, 3ª, 5121, altre; Niceron, XL, 202 (no la vió). La Lande, p. 65-66, solo ediciones latinas, y Houzeau, 4836, solo 1548‎


‎[Pour les commandes à livrer hors d'Espagne, s'il vous plait, voyez les conditions de vente et de livraison, type B].- // Traduccion realizada por el propio Mizauld, apasionado de la Medicina, la Agricultura y la Astronomía, de su primera obra, publicada en latín el año anterior, Phænomena, sive aeria Ephemerides (Paris, 1546)(1). En ella, con la fama de ser el primer libro de Meteorología publicado en francés -y, al parecer, la primera vez que aparece el término météorologie ('o, si prefieres, comentarios de todas las cosas del Aire') en esta lengua-(2), Mizauld instruía mediante aforismos, para que fuera fácil recordar las enseñanzas, cómo podían hacerse previsiones meteorológicas a partir de los datos del entorno, mediante la observación de los astros, del cielo y del paisaje, o del comportamiento de plantas y animales. No siendo una obra científica al no acudir a ningún tipo de instrumentación ni a la realización de experimentos, sí lo es en cambio al concebir que determinados fenómenos naturales eran concomitantes a diferentes situaciones climatológicas y al estimular que semejante conocimiento era de gran utilidad para que agricultores o marineros, por ejemplo, pudieran hacer previsiones para la mejor gestión de sus labores. En una deliciosa dedicatoria a Catalina de Médicis, en la que hace un bello panegírico de la bondad de que las obras de sentido práctico se tradujesen a la lengua materna ('o, si se prefiere, del país'), porque en griego o en latín eran de nula utilidad para las gentes comunes, resume bien el propio contenido del libro (en francés, en el original): "vuestra majestad podrá conocer (...) todas las mutaciones del aire y los cambios del tiempo, que puedan sobrevenir doquiera que se encuentre, por ciertos signos, evidentes para todos, que aparecen en el cielo, en el aire, en el agua o sobre la tierra. En el Cielo, por las cosas que pueden verse en torno al sol, la luna y las estrellas cuando se levantan o se acuestan. En el Aire, por los colores de las nubes, su situación y su materia, así como por los vientos, relámpagos, truenos y cosas semejantes. Sobre la Tierra por los signos procedentes de los animales, tanto de los agrestes y salvajes como de los domésticos, así como de los pájaros, montañas, árboles, plantas y de las infinitas otras cosas que se nos presentan a la vista cada día. En el agua por los peces y los pájaros que la habitan, los vapores que producen y otras cosas parecidas." Lo que no indicaba Mizauld en la dedicatoria es que a los aforismos (explicados) que presentaba les puso como coda una breve recopilación de la más arcana actividad de los pronósticos, recogiendo los signos (de meteoros y meteorológicos) que anunciaban catástrofes, terremotos o periodos de fertilidad o esterilidad. Así como en la previa edición en latín Mizauld había declarado desde el principio su autoría (y haber nacido en Monluçon) en esta ocasión su nombre no aparece salvo en la octava al lector que se encuentra en el verso de la portada, que firma con un anagrama de su apellido, 'Ault miz', y en la dedicatoria a Catalina de Médicis, donde dispone su nombre completo. No llegan a una decena los ejemplares conservados en colecciones públicas de todo el mundo.- // (1) Antonii Mizaldi Monsluciani Phaenomena, siue Aeriae ephemerides omnium aurae commotionum signa ab his quae in caelo, aere, aqua, & terra palàm apparent, quatuor aphorismorum sectiunculis, methodo sanequam facili & perspicua, diebus singulis fideliter ab oculos ponentes. Eiusdem Prolegomena, in quibus nonnulla de brutorum praesagitione, & praedicendarum aeris mutationum seria methodo, ex solis phaenomenis.- Parisiis: ex officina Reginaldi Calderij, & Claudij eius filij, 1546.- (2) Hoja 24r, linea 23, en esta edición.‎

Andarto B.

Phone number : +34 600 450 767

EUR3,000.00

‎Orden de los Cartujos [Ordre des Chartreux]‎

Reference : C-0186

(1600)

‎Libro de los statutos y costumbres tocantes a los frayles legos y donados de la Sagrada orden de Cartuxa.‎

‎Impresso en Barcelona: en casa de Ioan Amello, 1600.- // 1ª ed.- 4º (205x140mm.); [30] h.; portada con estampa xilográfica; capitales de taco xilográfico; apostillas y reclamos.- Sign.: A-G4, H2.- // Encuadernación en pergamino de época. Datos de imprenta duplicados manuscritos de época en tinta bajo el texto impreso. Ambas caras de A2 cumplimentadas de época para resaltar las lagunas de una impresión excesivamente leve.- // Proc.: Exlibris manuscrito en verso de último folio “Any 1691 ab 31 de juriol, Fr. Lleonardo Martines de Val de Christ del Reyna de Valenci.”.- // Refs.: Gómez, Anón., 16; Marès, I, 188; NBC, p. 65; Palau, 137940.‎


‎[Pour les commandes à livrer hors d'Espagne, s'il vous plait, voyez les conditions de vente et de livraison, type B].- // El otro único ejemplar conocido de estos 'statutos' se encuentra en la Biblioteca de Catalunya, procedente de la biblioteca de Frederic Marès. Como pese a estar impresos en Barcelona la licencia está dada en Valladolid en julio de 1583(1), cabe suponer que se trate de una reimpresión de los 'Status sanctisimos de la Sagrada Orden de Cartuxa', Valladolid. Diego Fernández de Córdoba, 1583, de los que parece que, a su vez, se conserva solo un ejemplar, el que se encuentra en la biblioteca del difunto marqués de Rafal, en Orihuela. El texto que contienen ambos impresos pertenece forzosamente a una obra mayor, puesto que comienza en A2 presentándose como la “tercera parte de la nueva colección de los estatutos de la orden de la Cartuxa”. Y, en efecto, su contenido se refiere únicamente a la disciplina a que deben sujetarse los “conversos y donados”, sin mencionar ni las definiciones del Instituto ni la disciplina correspondiente a los monjes. Esa 'Nueva colección de los estatutos' a la que se alude, de la que se declaran tercera parte, tuvo su origen en la decisión que la Orden cartuja adoptó, en 1572, de compilar y acomodar las diferentes costumbres escritas y los diferentes estatutos (Estatutos antiguos, Estatutos nuevos, Tercera compilación...) en un único cuerpo homogéneo que pudiera seguirse sin confusiones, que pudiese recordarse y que se adecuase a la ortodoxia establecida en el Concilio de Trento. El Capítulo general de la Orden en 1578 aprobó la compilación realizada y le dio el nombre de 'Nueva colección'. La primera parte se refería a los oficios divinos, la segunda al gobierno exterior del instituto y a los deberes y observancias de los monjes y la tercera abarcaba lo referido a conversos, donados y legos. Esta 'Nueva colección' de 1578 fue revisada y actualizada posteriormente en el capítulo de 1679, pero, que sepamos, lo aprobado en 1578 solo había sido impreso en una ocasión, por Henri Theoderic en París, en dos impresos diferenciados, pero complementarios, con la primera parte en uno y la segunda y la tercera en el otro(2). No hemos localizado ningún dato que permita creer que la 'Nueva colección' fuera traducida e impresa en su totalidad en ninguna otra lengua; tampoco en castellano. Sin embargo, en el parágrafo 15 del cap. 23 de la tercera parte se ordenaba a todas las naciones de la Orden que tradujesen a su lengua vulgar esa tercera parte dedicada a donados y conversos y que fuese leída al menos una vez al año(3). Estaba claro que sentían la necesidad de transmitir con claridad a los novicios, conversos y donados (que seguramente no se manejaban lo suficiente en latín) a qué tenían que atenerse. Pero, ignoramos por qué, la instrucción solo fue cumplida en España y la única lengua a la que fue traducida fue el castellano, siendo así la única lengua vulgar en que pudo leerse. Junto al propio interés directo que proporciona sobre la organización de la comunidad cartuja, también aporta, leída en sentido contrario, mucha información sobre las relaciones entre los cartujos y la sociedad y el cambio de hábitos al que debía acostumbrarse un candidato, lo que nos ilustra sobre algunos comportamientos arraigados en la época, no solo en España, sino en toda Europa, puesto que se regulaba la conducta de los que querían ingresar en la orden cualquiera que fuera la nación en la que estuviese ubicado el monasterio. De este modo, el impreso es sumamente interesante por todo lo relacionado con asuntos como la cocina, la huerta, las mujeres o el alcohol, que concentran buena parte de sus capítulos. Esta traducción volvió a imprimirse en 1673, en Madrid, sin pie de imprenta. La siguiente impresión en castellano, publicada en 1691 por Pascual Bueno en Zaragoza, en cambio, fue ya una traducción de la parte tercera de la revisión ratificada en 1688 (ver nuestra ref. C-0991).- // (1) CCPBE 000440939-6.- (2) El título del primero de los dos volúmenes es 'Ordinarivm cartvsiense, continens novae colectionis statutorum eisudem ordinies partem primam, in qua de his tractatur quae ad vniformem modum ac ordinem diuina celebrandi officia cum eisdem ceremoniis in toto ordine Cartusiensi faciunt'. El título del segundo, 'Nova collectio Statutorum Ordinis Cartusiensis, ea que in antiquis et novis statutis ac tertia compilatione dispersa & confusa habebantur simul ordinate disposita complectens'. Aunque del primero apareció una reimpresión, no oficial, en 1641, 'Ordinarium Cartusiense, continens novae collectionis Statutorum eiusdem Ordinis partem primam…', Lyon, Claudio Cayne, hasta 1681 no se hizo una segunda edición completa, con una tercera en 1688, en Roma, ambas relacionadas con las polémicas para la reforma de la Cartuja. Sobre estas polémicas y las ediciones de los estatutos, puede verse Hubert Elie: 'Les éditions des Statuts de l’Ordre des Chartreux'.- Laussane: F. Rouge, 1943, aunque desconocía la existencia de estas ediciones españolas de la tercera parte.- (3) “Ordinamus ut omnes nationes habeant haec statuta Conversorum & Donatorum in sua vulgari lingua: & utillis semel ad minus praelegantur per singulos annos.”‎

Andarto B.

Phone number : +34 600 450 767

EUR2,800.00
1 2 Next Exact page number ? OK
Get it on Google Play Get it on AppStore
Search - Andarto B.; 16th

The item was added to your cart

You have just added :

-

There are/is 0 item(s) in your cart.
Total : €0.00
(without shipping fees)
More information about shipping
What can I do with a user account ?

What can I do with a user account ?

  • All your searches are memorised in your history which allows you to find and redo anterior searches.
  • You may manage a list of your favourite, regular searches.
  • Your preferences (language, search parameters, etc.) are memorised.
  • You may send your search results on your e-mail address without having to fill in each time you need it.
  • Get in touch with booksellers, order books and see previous orders.
  • Publish Events related to books.

And much more that you will discover browsing Livre Rare Book !